Saltar menú navegación
Está en :

Publicaciones

INFORMES SECTORIALES DE LA CAPV

Muebles
Número: 45

Título: Muebles
Download informe completo:Descarga en formato PDF

RESUMEN Y CONCLUSIONES


1. Presentación

Siguiendo las pautas de informes sectoriales anteel objetivo del presente trabajo es ofrecer una panorámica general del sector del mueble en la Comunidad Autónoma del País Vasco, prestando una mayor atención a aquellos aspectos que presentan una especial relevancia dentro del mismo.

Para la realización del informe se ha recopilado y analizado la información estadística disponible, tanto de fuentes estadísticas básicas (EUSTAT, INE.) como de fuentes estadísticas sectoriales (ENBOR, FEOIM, ANIEME.). Ese análisis se ha complementado y contrastado con los estudios y documentación ya existentes relativos al sector, así como con la información cualitativa facilitada por agentes integrantes del mismo.

El informe se estructura en cinco capítulos. En el primero de ellos, de carácter introductorio, se delimita la actividad objeto de estudio y se pone de manifiesto sus peculiaridades específicas, así como su relevancia económica. El capítulo segundo se destina al análisis de la situación del sector en la UE, para seguidamente abordar la descripción de la situación del sector en España en el capítulo tercero. Por lo que respecta a la actividad sectorial en la CAPV, su evolución reciente y situación actual, estrechamente ligada a lo acontecido a nivel estatal e internacional, se analiza en el capítulo cuarto, destinándose el capítulo quinto al análisis de su posición competitiva y sus perspectivas (análisis DAFO).

2. EN SECTOR EN LA UE  

La industria del mueble comunitaria mantiene una posición de liderazgo a nivel mundial, claramente por delante de la estadounidense y japonesa. Dentro de la UE, la industria del mueble ostenta un peso significativo en la actividad industrial, superior por ejemplo al de sectores como el de maquinaria de procesamiento de datos y equipamiento de oficinas, la industria de electrodomésticos, o la industria papelera.

Tradicionalmente la industria del mueble ha sido considerada como un negocio local dominado por pequeñas empresas. Incluyendo los nuevos estados miembros, actualmente en la UE se dedican a la fabricación de muebles en torno a 93.000 establecimientos industriales, que emplean alrededor de 870.000 personas (2,1% del total del empleo industrial).

En ese sentido, el sector se caracteriza por su atomización, donde la pyme mantiene un papel predominante. No obstante, en los últimos años se registra una tendencia al incremento de los procesos de concentración con objeto de mantener la competitividad con respecto a los fabricantes exteriores (en la actualidad la industria comunitaria del mueble es la más competitiva a nivel mundial) y como estrategia defensiva ante el proceso de concentración en el sector de la distribución del mueble.

Por países, España ocupa el quinto lugar del ranking de países productores de muebles en la UE (con una cuota cercana al 7% del total de la producción), situándose por detrás de Alemania (que es el principal productor con una cuota superior al 30%), Italia (21%), Francia (12%), y Reino Unido (12%), y por delante de países como Bélgica, Dinamarca, Holanda o Austria.

Respecto a la evolución del sector los últimos años, su actividad registró una apreciable expansión en la segunda mitad de los años ochenta coincidente con la fase alcista del ciclo económico en la UE (el mueble es un producto de consumo duradero cuya demanda está relacionada en gran medida con la situación económica general, nivel de renta, nivel de confianza, expectativas futuras.). Esa dinámica se trunca a inicios de los noventa (al hilo del cambio de tendencia del ciclo económico), donde la industria del mueble se ve inmersa en una recesión de su actividad. Ya a partir de 1996, se constata una recuperación del consumo de muebles que es de esperar que se mantenga e intensifique al hilo de las buenas perspectivas sobre el crecimiento económico de los países europeos. 8.

3. EL SECTOR EN ESPAÑA

El sector del mueble en España ostenta un peso relevante en la industria manufacturera, alcanzando una participación del 4,8% en términos de empleo, del 1,9% en el caso de la producción, y del 2,3% en términos de valor añadido generado. Al margen su aportación directa a la actividad, el sector de mueble también se caracteriza por una apreciable capacidad de arrastre sobre otras actividades (los sectores afines y auxiliares a la industria del mueble son muy numerosos y diversos, entre los que cabe destacar los aserraderos, tableros, productos metálicos, tapizados, productos plásticos, barnices y pinturas, colas y adhesivos, herrajes y bisagras, goma-espuma, maquinaria para la madera, etc.).

En ese contexto y según cifras de ANIEME, en la actualidad componen el sector un total de 11.000 empresas que dan empleo a 110.000 personas de forma directa y a 60.000 personas de forma indirecta. De ese modo, destaca la fuerte atomización de las unidades productivas, registrándose un tamaño medio de las empresas entorno a los 10 trabajadores por empresa. Ese reducido tamaño de los establecimientos, por una parte, le otorga al sector una gran flexibilidad, aunque, por otra parte, tiene que hacer frente a la problemática asociada a las pymes.

El análisis de la actividad sectorial desagregado por comunidades autónomas muestra a la Comunidad Valenciana y Cataluña como las principales áreas productoras, seguidas a cierta distancia por Madrid, el País Vasco y Andalucía; mientras que la actividad también alcanza cierta relevancia en Aragón, Castilla la Mancha, Murcia y Castilla León.

En relación a la evolución de la actividad sectorial en los últimos años, la industria del mueble inicio en 1986 una tendencia de recuperación continuada de la fuerte crisis que padeció en el período 1975-1985. Esa tendencia positiva, favorecida por la fase alcista del ciclo económico (y especialmente por el fuerte tirón del sector de la construcción) se truncó a inicios de la actual década, cuando el sector del mueble español se vio inmerso en una profunda crisis.

A partir de 1993 se retoma la senda alcista, recuperación de la actividad que, dada la atonía del mercado interior, se sustentó fundamentalmente en la favorable evolución de las ventas exteriores. No obstante, actualmente las expectativas son más optimistas al hilo del repunte del consumo privado y de la buena marcha económica general (se constata una clara recuperación del consumo en lo que al mercado nacional se refiere).

Al respecto del buen comportamiento de las exportaciones, es de señalar el importante esfuerzo de adaptación realizado por los fabricantes españoles de muebles en materia de promoción exterior, en un contexto en el que sus principales competidores (Alemania, Italia, Francia.) cuentan con una política de comercio exterior más consolidada y desarrollada, y en el que el comercio exterior del mueble está caracterizado por la fuerte concentración de la distribución así como su papel predominante en el mercado.

4. EL SECTOR EN EL PAIS VASCO

Relevancia del sector en la actividad industrial de la CAPV La industria del mueble ostenta un relevancia apreciable en la industria manufacturera de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Concretamente, en el sector del mueble operan el 4,0% del total de los establecimientos de más de 9 empleados del conjunto de la industria de la CAPV, participación que se reduce hasta cerca del 3,0% en términos de empleo, y hasta cerca del 2,0% en términos de producción.

Características del tejido empresarial

El número de establecimientos industriales dedicados a la fabricación de muebles en la CAPV supera ligeramente el millar, de los cuales algo más de un centenar emplean a más de nueve trabajadores. Se trata, por tanto, de una actividad caracterizada por un alto grado de atomización de los centros productivos en la que prepondera la pequeña y mediana empresa. No obstante, la dimensión media de las empresas vascas del sector es superior a la registrada en el conjunto del Estado, ubicándose en la CAPV un grupo relevante de las principales empresas existentes a nivel estatal.

Por lo que respecta a la distribución territorial de la actividad del mueble en la CAPV, el tejido empresarial del sector se concentra principalmente en el territorio de Gipuzkoa (56,0% de los establecimientos y 55,4% del empleo), seguido ya a cierta distancia por Bizkaia (28,4% de los establecimientos y 25,4% del empleo), mientras que la participación de Alava es más limitada (15,6% de los establecimientos y 19,2% del empleo). Asimismo, se constata una concentración de las empresas de mayor dimensión en Gipuzkoa. Dentro del territorio guipuzcoano es de destacar la tradición que el sector del mueble ostenta en la comarca de Urola Costa, al igual que ocurre con la comarca de Encartaciones en el caso del territorio de Bizkaia; concentrándose la actividad en Vitoria y el Valle de Ayala en el caso del territorio alavés.

El análisis por segmentos de actividad refleja que el de Fabricación de otros muebles (muebles domésticos, de jardín, otros muebles diversos, y otras actividades relacionadas con la fabricación como el acabado, restauración y reparación) es, con notable diferencia sobre el resto, el que cuenta con un mayor tejido empresarial en la CAPV (53,2% del total de los establecimientos y el 44,5% del empleo). Ya a una sensible distancia, se sitúan los subsectores de Fabricación de muebles de oficina y establecimientos comerciales (20,2% de los establecimientos y el 27,9% del empleo) y el de Fabricación de muebles de cocina y baño (18,3% de los establecimientos y el 15,7% del empleo). Finalmente, el subsector de Sillas y asientos y el de Fabricación de colchones ostentan una escasa relevancia en la actividad sectorial.

Respecto al posicionamiento del sector vasco en el conjunto del Estado, el sector del mueble vasco representa cerca del 6% del total del empleo generado por la industria de fabricación del mueble en España, participación que se eleva por encima del 9% en términos de valor añadido. El análisis por subsectores de la participación vasca a nivel estatal, refleja una clara especialización productiva en el subsector de Fabricación de mobiliario de oficina, en el que la participación vasca se eleva hasta el 15,9% en el caso del empleo y hasta el 18,4% en el caso del valor añadido generado. Esa participación también es superior a la registrada para el total del sector en el caso del subsector de Fabricación de muebles de cocina y baño, aunque ya en menor medida (6,1% en términos de empleo y 12,2% en términos de valor añadido).

Principales macromagnitudes del sector

Siguiendo en líneas generales las pautas de comportamiento observadas para la actividad a nivel estatal e internacional, el sector en la CAPV atravesó una profunda crisis a inicios de la presente década (período 1991-1993), retomando la senda alcista a partir de 1994 (en 1996 la producción bruta a salida de fábrica del sector alcanza los 78.089 millones de pesetas). Esa recuperación de la actividad también se ha sustentado principalmente en el buen comportamiento de las exportaciones, dada la cierta atonía registrada en el mercado interior.

Sin embargo, en la actualidad las expectativas en el mercado interior son más optimistas, debido al crecimiento de la demanda ligada a la apreciable expansión por la que atraviesa la economía, escenario que permite consolidar e intensificar la tendencia de incremento de la actividad del sector y que se refleja en el buen comportamiento de la cartera de pedidos de las empresas.

En ese contexto y en relación al comercio exterior, las exportaciones vascas de muebles han experimentado un incremento espectacular en los últimos años (alcanzan los 14.325 millones de pesetas en 1997), sensiblemente superior al observado en las importaciones (se sitúan en los 4.334 millones en 1997), de modo que se observa un continuo incremento del superávit de la balanza comercial.

Por lo que respecta a la estructura de la cuenta de resultados, el sector del mueble vasco se caracteriza por una participación de los consumos intermedios sobre las ventas inferior a la media industrial (43,7% frente al 53,8% del total industrial en 1996), al contrario de lo que ocurre con los costes de personal (26,8% frente al 19,1%). Se trata de una actividad intensiva en mano de obra con una productividad inferior a la media (aspecto ligado a la atomización del sector, con un gran número de pymes con una actividad cuasiartesanal). En ese contexto cabe destacar que el peso relativo de los resultados empresariales en el sector del mueble es claramente superior al del conjunto de la industria vasca.

Respecto a las actividades de I+D, se constata una menor actividad relativa intramuros en I+D en el sector del mueble respecto a la media industrial, situación que nuevamente está ligada al menor tamaño medio de sus establecimientos. No obstante, el sector del mueble dispone de una adecuada infraestructura tecnológica, con la existencia en la CAPV de un centro tecnológico con dedicación específica al sector del amueblamiento (CIDEMCO).

Relaciones intersectoriales. Análisis Input-Output. El análisis de las tablas input-output de la CAPV muestra a la industria de la madera (25,2%) como principal proveedor del sector de fabricación de muebles, seguido por el comercio al por mayor (13,6%), la siderurgia (10,6%) y los artículos metálicos (6,4%). Respecto al origen geográfico de esos inputs utilizados por el sector vasco del mueble, cabe señalar que el 65,1% de los mismos proceden de la propia CAPV, el 27,1% del resto del estado, y únicamente el 7,9% del extranjero.
En cuanto al destino de la producción, es de destacar en primer lugar que la casi totalidad de la misma (95%) se destina a la demanda final, utilizándose un escaso 5% de la producción del sector vasco del mueble como inputs de otros sectores de actividad.
Política industrial sectorial La relevancia del sector del mueble en la CAPV también se confirma por la atención recibida desde la Administración Vasca en su Política Industrial. En ese sentido cabe destacar que el sector del mueble fue objeto de atención por parte del Plan de Relanzamiento Excepcional (PRE), aplicado durante la segunda mitad de la década de los ochenta. La aplicación del PRE en el sector del mueble, a pesar de no aprovecharse todas las posibilidades que se ofrecían en el mismo, tuvo unas repercusiones directas positivas en relación a la adecuación de las plantillas, el incremento de las inversiones, y el cambio de las prácticas cuasiartesanales de los empresarios, con un incremento de actuaciones conjuntas en investigación, diseño o exportación (probablemente el fruto más importante del cambio de mentalidad en la rama del mueble fue la creación de CIDEMCO).

5. DIAGNOSTICO DE LA POSICION COMPETITIVA. ANALISIS DAFO.

Los principales puntos fuertes del sector vasco de fabricación de muebles son los siguientes:

  • Capacidad de decisión propia en el sector ligada a las raíces de las empresas, en su mayor parte de origen y capital local.
  • Alto nivel de flexibilidad y capacidad de adecuación al entorno en el desarrollo de su actividad, propio de las pymes.
  • Ubicación en la CAPV de un grupo relevante de las principales empresas existentes a nivel estatal, que ostentan una apreciable capacidad de arrastre de la actividad sectorial.
  • Adecuada posición competitiva en términos de materias primas.
  • Alto nivel de generación de recursos.
  • Disponibilidad de una adecuada infraestructura tecnológica.

Por lo que se refiere a las debilidades del sector, cabe reseñar las siguientes:

  • Problemática asociada a las pymes.
  • Falta de cualificación del personal. Edad media avanzada de los trabajadores.
  • Escaso nivel de subcontratación.
  • Necesidad de continuos esfuerzos en innovación.
  • Mercado del mueble dominado por los distribuidores.
  • Carencia de marcas fuertes de los fabricantes
  • Desinformación de los consumidores

Respecto a las principales amenazas existentes de cara al desarrollo del sector, cabe apuntar:

  • Competencia de los fabricantes asiáticos y del Este de Europa.
  • Creciente concentración en el sector de la distribución.
  • Presiones medioambientales.

Finalmente, entre las oportunidades que se presentan para la industria vasca del mueble destacan las siguientes:

  • Satisfacción del consumidor del mercado interior a través de la calidad y el diseño.
  • Posicionamiento en los mercados emergentes.
  • Cooperación estratégica entre fabricantes.
  • Adaptación del mercado por la vía de la especialización.
  • Potencial de crecimiento del consumo interior.
  • Compartir el hueco de mercado con los distribuidores.

XHTML 1.0 Transitional Válido

¡CSS Válido!

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0

Logotipo Tawdis