Saltar menú navegación
Está en :

Publicaciones

INFORMES SECTORIALES DE LA CAPV

Comercio minorista
Número: 63

Título: Comercio minorista
Download informe completo:Descarga en formato PDF

RESUMEN Y CONCLUSIONES


1. PRESENTACIÓN


El objetivo de este informe es el conocimiento del comercio minorista en la Comunidad Autónoma del País Vasco, analizando su situación actual y evolución reciente, así como sus condicionantes y tendencias de futuro. Estos aspectos se completan con el análisis de la situación del sector en la Unión Europea y en España, considerando aquellas variables que permitan por un lado, la realización de comparaciones homogéneas y, por otro, la determinación de la relevancia del sector minorista vasco en el contexto productivo y en comparación con otros mercados.

Al igual que en informes sectoriales anteriores, el presente estudio se estructura en cinco capítulos. El primer capítulo, de carácter introductorio, delimita la actividad minorista atendiendo a la Clasificación Nacional de Actividades Económicas de 1993 (CNAE-93), reseña la metodología empleada en la elaboración del estudio y, finalmente, define de forma sintética las diferentes tipologías de agentes minoristas. El segundo y tercer capítulo recogen la situación del comercio minorista en la Unión Europea y en España, respectivamente, mientras que el cuarto capítulo aborda con mayor detalle la situación del sector en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Como complemento a este análisis cuantitativo, el quinto capítulo ofrece una visión cualitativa del sector minorista, aportando las principales rasgos competitivos del sector y la descripción de sus debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades (análisis DAFO).

Delimitación del sector

El sector de comercio al por menor, en sentido amplio se estructura en siete grandes ramas de actividad, según la Clasificación Nacional de Actividades Económicas de (CNAE-1993).

  • Comercio al por menor en establecimientos no especializados
  • Comercio al por menor de productos con predominio de alimentos, bebidas y tabaco en establecimientos no especializados
  • Comercio al por menor de otros productos en establecimientos no especializados
  • Comercio al por menor de alimentos, bebidas y tabaco en establecimientos especializados
  • Comercio al por menor de frutas y verduras
  • Comercio al por menor de carne y productos cárnicos
  • Comercio al por menor de pescados y mariscos
  • Comercio al por menor de pan y productos de panadería, confitería y pastelería
  • Comercio al por menor de bebidas
  • Comercio al por menor de productos de tabaco
  • Otro comercio al por menor en establecimientos especializados en alimentación
  • Comercio al por menor de productos farmacéuticos, artículos médicos, belleza e higiene
  • Comercio al por menor de productos farmacéuticos
  • Comercio al por menor de artículos médicos y ortopédicos
  • Comercio al por menor de cosméticos y artículos de tocador
  • Otro comercio al por menor de artículos nuevos en establecimientos especializados
  • Comercio al por menor de textiles
  • Comercio al por menor de prendas de vestir
  • Comercio al por menor de calzado y artículos de cuero
  • Comercio al por menor de muebles, aparatos de iluminación, y otros artículos para el hogar
  • Comercio al por menor de electrodomésticos, aparatos de radio, televisión y sonido
  • Comercio al por menor de ferretería, pinturas y vidrio
  • Comercio al por menor de libros, periódicos y papelería
  • Otro comercio al por menor en establecimientos especializados
  • Comercio al por menor de bienes de segunda mano, en establecimientos
  • Comercio al por menor de bienes de segunda mano en anticuarios
  • Otro comercio al por menor de objetos de segunda mano
  • Comercio al por menor no realizado en establecimientos
  • Comercio al por menor por correspondencia
  • Comercio al por menor en puestos de venta y mercadillos
  • Otro comercio al por menor no realizado en establecimientos
  • Reparación de efectos personales y enseres domésticos
  • Reparación de calzado y otros artículos de cuero
  • Reparación de aparatos domésticos eléctricos
  • Reparación de relojes y joyería
  • Otras reparaciones

Tipología de Agentes Minoristas

El agente minorista actúa como intermediario, dedicándose a la venta de productos o servicios al por menor a consumidores o usuarios finales, representando el punto de contacto del canal de distribución con el último comprador.

La distribución al por menor puede llevarse a cabo de muy distintas formas, pudiendo distinguir diferentes tipologías de distribución detallista en función de si el agente minorista cuenta o no con sede, si dispone de establecimiento, y en caso de disponer de él, si es independiente, integrado o asociado.

2. EL SECTOR EN LA UNIÓN EUROPEA


El sector del comercio minorista de la UE-15 está integrado por una red de 4.097.200 empresas, ocupa a 16.564.100 personas y genera un valor añadido bruto de 721.254,7 millones de euros. Representa, por tanto, el 20,4% del tejido empresarial europeo, el 13,9% de su empleo y el 7,4% de la generación de riqueza, medida en términos de VAB.

Dentro del comercio minorista, el realizado en establecimientos concentra en la UE-15 a 2.178.680 empresas y emplea a 11.783.000 personas. La participación de este sector en el conjunto de la distribución comercial, se cifra en un 39,1% de las empresas, un 47,7% del empleo, un 28,9% de la facturación, y un 19,5% del valor añadido generado. La aportación del comercio minorista realizado en establecimientos al conjunto de la economía europea es del 10,9% en el número de empresas, 10,0% del empleo, 9,3% sobre la facturación y 3,0% del VAB generado.

El tamaño medio de los establecimientos minoristas, es superior al del conjunto de las empresas que operan en la actividad del comercio en la UE-15. Concretamente, su tamaño medio se sitúa en 5,4 empleados, en tanto que las empresas comerciales en conjunto presentan un tamaño medio de 5,1 empleados. Por otro lado, la facturación media del sector alcanza los 691.874,4 euros por empresa, y la facturación media por empleado se cifra en 127.927,8 euros, cifras inferiores a las correspondientes al conjunto del sector comercio: 1.212.560,7 y 236.504 euros, respectivamente.

Por lo que respecta al reparto geográfico, España e Italia aportan el 21,2% y el 27,5% del total de las empresas del sector de comercio minorista en establecimientos, lo que los coloca como los países con un sector “más grande”. Sin embargo en términos de empleo, esta posición en el ránking se ve fuertemente recortada y son Reino Unido (24,2%) y Alemania (20,2%) los países que emplean a más personas en esta actividad. Si se consideran las variables facturación y VAB, Reino Unido, Alemania y Francia aportan en torno al 60% de volumen de facturación del sector, con aportaciones del 22,1%, 19,0% y 18,7%, respectivamente. En cuanto al VAB, la aportación de estos tres países asciende al 24,0% para el Reino Unido, el 22,4% en el caso de Alemania y un 17,0% para Francia.

La participación de cada uno de los países de la UE-15 en la generación de negocio del sector de establecimientos minoristas, muestra una clara correlación con los países más poblados. Así, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia generan el 72,6% del volumen de negocio del mismo. Desde la perspectiva de la facturación por empleo, la mayor eficiencia correspondería a los establecimientos de Bélgica, Luxemburgo y Finlandia, con valores claramente superiores a la media UE-15 (127,9 miles de euros por empleo). Por el contrario, la generación de facturación por empleo es claramente inferior en países como Portugal (76,9), Holanda (81,1), o España (98,2).

3. EL SECTOR EN ESPAÑA

En 2002 existen en España 522.373 empresas minoristas que emplean a 1.621.438 personas. La actividad económica que generan asciende a un volumen de negocio (facturación) de 161.064 millones de euros, cifra que permite que el comercio minorista genere un VAB de 31.745 millones de euros. De esta forma, el sector del comercio minorista se muestra como una actividad con un peso relevante en el conjunto de la actividad de comercio: concentra el 73,5% de las empresas y el 61,5% del empleo. Por el contrario, su aportación es inferior en términos de generación de negocio (34,0%) y VAB (46,7%), cuya diferencia corresponde al comercio mayorista.

Por su parte, el sector de comercio minorista en establecimientos está compuesto por 457.115 empresas, cifra que representa el 87,4% del total de empresas minoristas españolas y el 24,6% de las empresas del sector servicios. Este porcentaje supone la mayor participación en cuanto a número de empresas entre las diferentes ramas de actividad que componen el sector servicios. Por otra parte, la cifra de personas ocupadas en este sector alcanza las 1.510.029 personas. Así, el volumen de empleo sectorial representa el 93,1% de la actividad minorista y el 19,7% del conjunto del sector servicios. De esta forma, el tamaño medio empresarial del sector de comercio minorista en establecimientos se sitúa en 3,3 empleados por empresa, cifra superior a la media correspondiente al sector de comercio minorista (3,1 ocupados/empresa), e inferior al conjunto del sector comercio (3,7 ocupados /empresa) y del sector servicios (4,1 ocupados/empresa).

El análisis de las ratios económicas de los establecimientos minoristas desde 1999 hasta 2002, muestra una evolución favorable. El volumen de negocio por empleado crece desde los 93.285 euros hasta los 103.319 en 2002; y la productividad por empleado pasa de 17.609 a 20.045 euros en dicho periodo. Los gastos de personal por empleo aumentan de los 9.277 euros a los 11.000 que se registran en 2002.

Según datos de la Encuesta Anual de Comercio de 2002, las ramas de actividad que destacan sobre el resto por la relevancia de sus magnitudes económicas son: el comercio en establecimientos no especializados, y el comercio especializado (textil, calzado, electrodomésticos, libros,..). De hecho, estas dos ramas concentran el 77,7% del volumen de negocio, el 79,7% del valor de la producción y el 77,5% del valor añadido generado por el sector del comercio minorista en establecimientos.

Por lo que respecta a la estructura empresarial del sector de comercio minorista en establecimientos, la mayor parte de las empresas del sector son de pequeña o muy pequeña dimensión. En este sentido, las empresas de empleo “autónomo” o sin asalariados (51,7%) y las que cuentan con un máximo de dos trabajadores asalariados (33,1%) suponen el 84,8% del total. En cuanto a la concentración geográfica, las comunidades autónomas más pobladas son las que concentran mayor número de empresas. Así, Andalucía y Cataluña aglutinan en 2004 el 18,7% y el 16,2% del número total de empresas del sector del comercio minorista en establecimientos, respectivamente.

4. EL SECTOR EN LA CAPV

Relevancia y principales magnitudes

A lo largo de la última década se ha producido la terciarización de la economía vasca, siendo el peso del sector servicios claramente creciente en la generación de riqueza en la CAPV. Dentro del sector servicios, destaca la importancia de la actividad del comercio: representa el 11,4% de la generación del VAB de la CAPV y el 17,9% del sector servicios. La actividad del comercio engloba a la dos grandes formas de venta: distribución comercial al por mayor y el comercio al por menor.

El sector de comercio minorista genera en 2001, un valor de la producción de 2.558 millones de euros, un valor añadido de 1.836 millones de euros y emplea a un total de 64.425 personas, cifras que suponen unas participaciones del 44,6%, del 48% y del 61,9% en el conjunto del sector del comercio, respectivamente.

Las actividades integradas bajo el epígrafe de establecimientos comerciales representan el pilar de la actividad de comercio al por menor en la CAPV, concentrando en 2000 más del 95% de los establecimientos, de la riqueza generada y de las personas empleadas en el conjunto del sector minorista.

El valor añadido bruto generado por el sector minorista en establecimientos, según datos de la Encuesta de Comercio y Reparación 2000 realizada por Eustat, asciende a 1.613 millones de euros, cuantía que representa el 4,4% de la riqueza generada por la actividad económica vasca en dicho año. La relevancia de esta cifra se aprecia al compararla con las aportaciones de otras actividades como la industria del papel (0,8%), la agricultura (0,7%) o el sector de la máquina herramienta (0,7%).

Caracterización del tejido empresarial

Según el Directorio de Actividades Económicas (DIRAE) el número de establecimientos minoristas es de 29.298 en el año 2003, cifra que supone el 95,8% de los establecimientos del sector de comercio minorista y el 76,1% del conjunto del sector comercio. De acuerdo con estos datos, el tamaño medio empresarial del sector se sitúa en 2,3 empleados por establecimiento en 2003, mostrando un tejido empresarial integrado por micro-empresas. Concretamente, el 95,7% de los establecimientos minoristas de la CAPV cuenta con un máximo de dos trabajadores.

Considerando el reparto territorial del valor añadido bruto y del excedente bruto de explotación, Bizkaia cuenta con una posición predominante en el sector ya que concentra el 53,3% del valor añadido bruto total y el 52,4% del excedente bruto de explotación. Le sigue Gipuzkoa con unas participaciones del 32,9% y del 33,5% respectivamente. Álava detenta las menores participaciones, con valores respectivos del 13,8% y 14,1%. Bizkaia también cuenta con una mayor presencia de la actividad: concentra el 52,7% del total de establecimientos y el 52,3% del empleo del sector en el año 2003. Por su parte, Gipuzkoa aglutina el 34,7% de los establecimientos y el 32,9% del empleo, porcentajes que en el caso de Álava ascienden al 12,5% y 14,7% respectivamente.

Finalmente, si se consideran las diferentes ramas de actividad que conforman el sector de comercio minorista en establecimientos, la rama de alimentación es determinante en el número de establecimientos (33,6% del total de establecimientos), del empleo asociado (40,8% del total del empleo) y del espacio de venta ofrecido (36,4%). Por su parte, los establecimientos especializados en textil, confección, calzado y cuero suponen el 22,0% de la red de establecimientos minoristas, emplean al 18,7% de las personas que trabajan en establecimientos minoristas, y ofrecen el 18,6% de la superficie total de venta.

Evolución reciente de las ventas del sector

Según el Índice de Comercio Interior (ICI) elaborado por el Eustat, las ventas del sector comercial registran un crecimiento del 1,9% en términos reales en el año 2003, tasa inferior al 4,6% registrada en 2002. Considerando la evolución de las ventas del sector minorista de la CAPV desde una perspectiva temporal más amplia, el indicador presenta entre los años 1993 y el primer trimestre de 2004 una tasa de variación anual positiva, creciendo de promedio el 2,2% anual.

Centrando la atención en el último trienio, podría decirse que aunque los tres territorios históricos comparten el perfil de ligero menor crecimiento en 2001, despegue en 2002 y contención en 2003, existen ciertos matices de interés: Álava, es el único territorio que registra un valor negativo en 2001 en la variación del índice de comercio minorista con respecto al año precedente (-1,3%), Bizkaia registra la mayor tasa de variación interanual en 2002 (7,2%) y Gipuzkoa destaca por presentar el menor rango de variación en los ejercicios analizados.

5. POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DEL SECTOR

Factores que inciden en la competitividad del sector


El sector de comercio minorista en establecimientos se caracteriza por un fuerte dinamismo, derivado de la necesidad de adaptarse a las exigencias de la demanda. En este sentido, la situación actual y las perspectivas del sector vienen determinadas por los factores que inciden en su competitividad, entre otros:

  • Localización del comercio
  • Características del propietario (edad, trayectoria profesional,..)
  • Funcionamiento comercial del establecimiento (canales de abastecimiento, formas de pago, modalidad de venta,..)
  • Servicios prestados al cliente
  • Oferta y precios de los locales comerciales
  • Dotación de equipamiento comercial
  • Realización de inversiones para la mejora del establecimiento
  • Nivel de asociacionismo

Análisis DAFO

  • Las fortalezas del sector se pueden resumir en:
  • Localización de los establecimientos
  • Estructura empresarial
  • Actuaciones urbanísticas
  • Experiencia profesional del comerciante y trato cercano al cliente
  • Posición del consumidor

Entre las debilidades cabe destacar:

  • Atomización comercial
  • Densidad comercial del sector
  • Formación específica en comercio
  • Profesionalización en una parte significativa del colectivo de comerciantes
  • Inversión para la mejora de establecimientos
  • Prestación de servicios a la clientela
  • Dotación de equipamientos comerciales en los establecimientos

Por lo que se refiere a las oportunidades cabe destacar lo siguiente:

  • Nuevas tecnologías y sistemas de gestión a los negocios
  • Procesos de integración horizontal
  • Trato personal y prestación de servicios
  • Sistemas de oferta y venta no presenciales
  • Posición de las autoridades hacia la potenciación del comercio urbano

Finalmente, entre las principales amenazas conviene destacar:

  • Entrada de operadores cada vez más profesionales
  • Movilidad del consumidor
  • Existencia de un consumidor cada vez más informado
  • Inversión en locales comerciales

XHTML 1.0 Transitional Válido

¡CSS Válido!

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0

Logotipo Tawdis