Saltar menú navegación
Está en :

Publicaciones

EKONOMI GERIZAN

La evolución demográfica: Impacto en el sistema económico
Número: 8

Título: La evolución demográfica: Impacto en el sistema económico

Ver índice

RESUMEN


La profunda transformación en la forma de entender el sistema productivo, de crear valor, de relacionarse, está teniendo lugar día a día de forma cada vez más precipitada. Pese a que a primera vista pudiera parecer un fenómeno novedoso, no es la primera vez que ocurren cambios drásticos en la forma de organización y producción económica cuyas repercusiones se extienden al ámbito social. A lo largo de la Historia el hombre ha ido adaptándose a las necesidades del momento, tratando siempre de obtener mayores niveles de bienestar; baste recordar en este sentido, la conversión de los nómadas en sedentarios agricultores y ganaderos como uno de los mayores hitos de la humanidad. Asimismo, los grandes avances como la utilización de la rueda, posteriormente la utilización de los metales, la máquina de vapor, etc. alteraron de manera drástica e irreversible la organización social preestablecida, incidiendo en el modus vivendi de los hombres de esas épocas.

Ahora bien, si algo caracteriza y distingue al momento que vivimos es, sin duda, la velocidad en la transformación. Durante las etapas pasadas la incorporación y asimilación social y económica de las ventajas asociadas a los nuevos inventos por un lado y el asentamiento de los nuevos valores inherentes por otro, se producía de forma paulatina. Tan es así que los hombres de tales épocas apenas adquirían conciencia de las mutaciones de fondo asociadas al "largo plazo", de modo que su percepción del entorno socio-económico apenas variaba en su horizonte de vida. En la actualidad sin embargo, los movimientos de fondo se precipitan de forma concatenada sucediéndose aceleradamente en el tiempo, hasta el punto de que cualquiera es capaz de recordar, echando la vista atrás en sus propias vivencias personales, algunos episodios que a la luz de la modernidad puedan parecer caducos o incluso arcaicos.

Esta vorágine cotidiana se sustenta en la combinación de una serie de factores como el desarrollo de las nuevas tecnologías o la globalización entendida en el sentido amplio del término, que han convertido al mundo en algo accesible de forma casi instantánea, donde el capital fluye con enorme rapidez de un país a otro, de una empresa a otra, en el lapso más breve posible. En este contexto el acceso a la información se ha "democratizado" hasta extremos impensables hace tan sólo unos pocos lustros, si bien el proceso se halle aún lejos de su conclusión. Tal circunstancia produce por un lado un efecto de inflación, de sobreabundancia de información merced a la interconexión generalizada de los centros de conocimiento, y por otro una estandarización de los valores a escala planetaria.

Consolidar ese fabuloso proceso de cambio y ser capaces de asimilar la fácil accesibilidad y la abundancia de información, se erige como uno de los principales retos a los que se enfrenta la sociedad actual. El objetivo intermedio a alcanzar (nunca final, pues los objetivos finales ya han desaparecido y tras éste el mundo se someterá a otra transformación estructural) consiste en asentar esas bases de cambio e incorporar la necesidad de aprovechar esa información para fines específicos y precisos. En suma, nos movemos en los albores de la sociedad de la información y del conocimiento.

La Sociedad de la Información o de la Economía Digital es un nuevo orden socio-económico que comporta transformaciones en la esencia de los sistemas económicos "tradicionales", cuyas repercusiones abarcan a todos los ámbitos, con reflejo en el mercado laboral y en el comportamiento social y cultural. De este modo se observa una alteración de conceptos como la distancia- con la desaparición de las barreras físicas-, el tiempo- aparece el denominado "Tiempo Internet", más futil- y los costes, que se alteran en función de la personalización en masa, son indicativo de un cambio hacia un nuevo orden basado en la relación, la personalización, el servicio y la fidelización

Además la revolución digital, junto con la globalización y la liberalización de los mercados, está definiendo lo que se ha venido en llamar una "Nueva Economía", cuya base no está sustentada en la producción física de bienes (Economía Industrial), sino en la producción, distribución y utilización de la información y conocimiento (Infosfera). La transformación que se está produciendo es equiparable a los mayores hitos previamente acaecidos en la humanidad y constituye un nuevo paradigma. Ahora bien, la continuidad del proceso y de su círculo virtuoso depende de la combinación de elementos como la disponibilidad de infraestructuras de comunicación apropiadas y la previa planificación desde una perspectiva global de todo el proceso.

Este nuevo paradigma tiene su máximo exponente en la economía americana en la que el elevado nivel de desarrollo las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC's) es considerado como el elemento explicativo clave del alargamiento del ciclo de crecimiento económico, base de la estabilidad de los precios y del aumento de la productividad y generación de empleo.

En un entorno geográficamente más próximo como es el europeo y con plena conciencia de la im-portancia de la Sociedad de la Información en la enervación de economía del siglo XXI, la Comisión Europea ha promovido la iniciativa "e-Europa" con el objeto de garantizar que este fenómeno (particularmente la difusión de Internet), alcance a todos los europeos (empresas, ciudadanos, administraciones) y favorezca al crecimiento económico, a la generación de empleo y a la integración en la UE.

A la luz del panorama descrito, desde la Federación de Cajas de Ahorros Vasco Navarras, hemos querido impulsar, en el contexto de un seminario de verano, un proceso reflexión general sobre los elementos principales en los que se sustenta la sociedad de la información, tratando, posteriormente, de aventurar algunas repercusiones sobre ámbitos específicos (empresarial, entidades financieras, administración, ciudadanos).

Tales han sido los antecedentes que enmarcan la génesis de esta obra editada por la Federación de Cajas de Ahorros Vasco-Navarras, que constituye el octavo número de la serie editorial Ekonomi Gerizan y que se presenta bajo el título genérico de "La Sociedad de la Información: el reto del siglo XXI".

Como no podría ser de otra manera, existe una amplia coincidencia entre el contenido de este libro y el del Seminario celebrado el pasado mes de septiembre, dentro de los Cursos de Verano de 2000, con el que además comparte también título y la mayoría de colaboradores. La participación en el mismo de colaboradores y ponentes del ámbito profesional, empresarial y académico junto al casi centenar de alumnos matriculados en los cuatro días de duración del seminario, contribuye de manera decisiva a enriquecer la perspectiva sobre el tema central del libro, tratando en todo caso de conjugar tales puntos de vista. Esta aproximación multidisciplinar y suficientemente amplia es precisamente desde la que se pretende desgranar el tema central de este libro. Con posterioridad, y tras identificar algunos aspectos de interés susceptibles de ser tratados, bien con mayor profundidad, bien desde ángulos de observación no incluidos en un primer estadio, se procede a completar los artículos de los ponentes del seminario con las aportaciones de otros especialistas en los temas aquí tratados.

Cinco son los grandes bloques en los que se secciona este libro. En primer lugar, se aporta una serie de reflexiones en torno a la revolución digital, la globalización y la ética, que se completan con la exposición de los principales retos que emergen cara al siglo XXI y de los rasgos que caracterizan al nuevo entorno de la sociedad de la información y de las comunicaciones. Todo ello en un intento de ofrecer al lector interesado una visión panorámica del estado de la cuestión en torno al tema que nos ocupa.

Los aspectos sociales y económicos asociados al nuevo orden son objeto de atención en la segunda parte de este libro, en la que se evalúan los impactos sociales y económicos así como la incidencia sobre el empleo, para seguidamente describir la importancia social de nuevos elementos como las redes ciudadanas, que constituyen aplicaciones prácticas de las TIC al ámbito social más próximo. Es previsible que las nuevas formas de generar trabajo, junto a las nuevas oportunidades para los ciudadanos de aumentar su nivel de integración mediante la puesta en marcha de redes digitales de contacto, regidas por las afinidades entre los participantes o por la identificación de intereses comunes y de nuevas formas de prestación de servicios, sean elementos exitosos a tener en cuenta en el nuevo contexto.

El tercer bloque de colaboraciones pone en relación a la revolución digital con los principales grupos de agentes económicos y en él enfatiza la importancia del capital humano y la necesidad de gestionar el conocimiento, al tiempo que se analizan las claves de éxito de los negocios electrónicos, donde tienen cabida las nuevas modalidades de financiación que surgen impulsadas por las diversas exigencias que se van imponiendo en el mercado. Asimismo son objeto de especial atención los intermediarios financieros y la incidencia de la sociedad de la información en los mismos. Se hace especial referencia a los nuevos canales de comunicación y comercialización que alteran las formas tradicionales de relación entre entidades y clientes.

No por conocido resulta de menor trascendencia el hecho de que estamos ante un fenómeno de magnitud planetaria y en consecuencia ha de ser abordado desde una perspectiva suficientemente amplia y general. En este sentido las políticas e iniciativas de diversa índole implementadas a escala comunitaria constituyen el cuarto de los ejes de desarrollo de este libro. Esta aproximación sin embargo, no puede circunscribirse únicamente al ámbito comunitario, sino que también se precisa prolongar el análisis a nivel estatal y regional, como elementos de carácter complementario en la construcción de una comunidad en red. Todo ello sin perder la referencia comparativa con EE.UU.

En el repaso de aspectos de mayor relieve, ha de incluirse de manera obligada a las repercusiones inherentes a la aparición y generalización del dinero electrónico, como uno de los exponentes de la nueva situación. Su incidencia en la instrumentación de la política monetaria, pilotada ahora desde el Banco Central Europeo, es objeto de análisis en la medida en que esta nueva magnitud constituye también una variable que habrá de esta sometida al control de la autoridad monetaria.

Finalmente, el avance de la sociedad de la información ha de sustentarse forzosamente en un so-porte tecnológico que no se limite al ofrecimiento de un desarrollo paralelo en las infraestructuras tecnológicas, sino que ha de ser un instrumento que propicie las relaciones comerciales entre agentes en un contexto de seguridad y rapidez en las transacciones. Tal es el objeto central de la última parte de este libro.

Dentro de la parte referida a las reflexiones introductorias, la colaboración primera colaboración a cargo del profesor Ignacio Ramonet titulada Revolución Digital, Globalización y Etica" ya no presenta a Internet como la red electrónica que permite enlazar a todos los ordenadores del planeta. Prácticamente desconocido para el gran público hace apenas 10 años, Internet se ha convertido en un fenómeno social mundial que suscita entusiasmos y controversias. Como ocurre frecuentemente, cada vez que irrumpe una innovación tecnológica acompañada del efecto de la moda, muchos se extasían, otros se asustan. Mientras tanto, la Web, inventada en 1989, fecha de la caída del Muro de Berlin, ha favorecido la globalización y la financiarización de la economía, dos fenómenos que transforman profundamente esta fin de siglo y que suscitan muchas interrogaciones e inquietudes, entre las que cabe señalar las de índole filosófica en torno a la ética que deber de regir en este nuevo escenario.

Seguidamente en el artículo presentado por el profesor José Luis Pardos , titulado "La Empresa Digital en la Sociedad de la Información y de las Comunicaciones"; se hace un recorrido por las ideas fundamentales que alimentan a la sociedad de la información. Los límites al crecimiento o mejor dicho su ausencia es uno de los factores distintivos del nuevo entorno. El fenómeno Internet está cambiando de forma drástica conceptos y percepciones sociales considerados hasta hace poco tiempo como axiomas inamovibles, de suerte que esta transformación ejerce ya de forma decisiva una enorme influencia sobre la jerarquía de valores y la forma de organización de la sociedad actual. El calado del cambio es de tal envergadura que es preciso caracterizar la nueva situación tratando de identificar los principios que han de regir su funcionamiento y que constituyen las bases sobre las que se asienta el nuevo paradigma. Sus repercusiones se extienden al ámbito específico de los gestores empresariales. En este sentido, y a juicio del autor, el empresario digital ha de actuar con optimismo (contribuye a la innovación); mentalidad cívica y crítica, preocupándose por lo que el ciudadano necesita; modernismo asociando la creatividad al producto y su calidad y basado en un equipo: la participación es uno de los rasgos distintivos de la empresa digital.

Estas reflexiones preliminares se completan con un recorrido a través de los rasgos identificativos de la nueva era a la que el profesor Gustavo Matías Clavero bautiza como "Infolítico". La actual revolución digital, que permite la difusión de la información y el conocimiento a través de las nuevas tecnologías y crea nuevos modelos de relaciones sociales, es la causa principal de la Nueva Economía que se está desarrollando, así como del actual proceso de globalización, en los países industrializados. Esta nueva economía se basa precisamente en esa creación y transformación del conocimiento realizada prácticamente en tiempo real y se caracteriza por la movilidad y la productividad. Estas son las tesis centrales del autor que se desarrollan en "La Tecnología como clave del desarrollo económico: Hacia el Paradigma Tecno-económico del Infolítico"

Las reflexiones en torno a Ios ";La economía digital: los impactos sociales y económicos" a cargo de Jonathan Coppel abren el segundo capítulo del libro en el que se trata de evaluar el impacto económico y social de la sociedad de la información. El desarrollo de Internet y de sus aplicaciones, como el comercio electrónico, asegura el crecimiento, la productividad, los empleos y la elección del consumidor. Pero también representa desafíos, tanto para los gobiernos y las empresas como para los ciudadanos. Hará falta adaptar muchas políticas, prácticas y procedimientos comerciales a fin de desarrollar completamente su potencial. Este trabajo se centra en estos retos, dentro del contexto específico del comercio electrónico. Y a medida que se desarrolle el comercio electrónico, podría acarrear profundos impactos económicos y sociales. También deja entrever los obstáculos que limitan la asimilación potencial del comercio electrónico en la "nueva economía".

La aproximación social en términos de repercusiones sobre el empleo se desarrolla en &"La dimensión social y el empleo en la Sociedad de la Información" cuyo autor, Carlos Pérez Maestro , incorpora los aspectos referidos a la dimensión social y la incidencia del empleo en el paso a la Sociedad de la Información. En lo tocante al mercado de trabajo, el autor considera que la responsabilidad de facilitar la adaptación es compartida entre los ciudadanos, los interlocutores sociales y las instituciones, que deben desarrollar sus competencias y aprovechar las oportunidades que surjan. Defiende la necesidad de modular la cooperación entre los agentes sociales y el sector público, al objeto de instaurar un marco favorable no sólo para la competencia y el crecimiento, sino también por lo que se refiere a la educación, el desarrollo de infraestructuras y la legislación.

La Sociedad de la Información incide de manera importante sobre el propio entramado social en el que se desarrolla, ofreciendo a los ciudadanos toda una gama de oportunidades y de nuevos usos sociales de la red inimaginables hace pocos años. En este sentido en "Ciudadanos versus usuarios. ¿Qué está en juego en la sociedad de la información" , el profesor Manuel Sanromá Lucía , pasa revista a los orígenes de Internet y a cómo estos han determinado la forma en que actualmente se gobierna la Red, para poner en evidencia el carácter socialmente innovador de la misma. Centra su atención en la descripción del fenómeno de las redes ciudadanas al tiempo que plantea algunas de las cuestiones que están en juego, tratando de reflexionar sobre cómo este modelo puede contribuir a una Sociedad de la Información humana y sostenible. Apoya la apertura e instauración de nuevos espacios de colaboración y de relación ciudada-na abiertos a todos los agentes locales y constituye un forma de incardinar a las Comunida-des locales en el proceso de construcción de la Sociedad Global.

La tercera parte referida a la revolución digital y los agentes económicos, tiene un primer punto de apoyo en "La Gestión Empresarial del siglo XXI: el papel del capital intelectual y la gestión del conocimiento" a cargo del profesor Angel Luis Arboníes Ortíz . Las empresas del siglo XXI se enfrentan a entornos muy cambiantes donde el problema no es la presión competitiva, sino la pérdida de oportunidades y han de decidir ante múltiples posibilidades de desarrollo. Permanecer estático, en organización, producto y mercado equivale a desdibujarse y morir. La teoría de la gestión empresarial trata de lograr organizaciones que puedan adaptarse constantemente. Tener la habilidad de innovar, de adaptarse junto a la flexibilidad y la agilidad, son factores tan determinantes como el dominio de una tecnología. El autor enfatiza la importancia de las empresas del conocimiento y de sus efectos beneficios ya que permiten la creatividad, descentralizan la iniciativa, involucran a las personas en el proyecto y procuran su desarrollo de forma íntegra.

Internet revolucionará también el mundo de la empresa y de la sociedad, así lo afirma el profesor Rodolfo Carpintier en su colaboración titulada "Los negocios electrónicos: factores claves de éxito" . La evolución está asociada a la comprensión del propio concepto de Internet que, lejos de ser un gigantesco mercado, consiste en millones de micromercados que se reconfiguran cada día, cada minuto de forma completamen-te distinta. Es un mundo en red donde todo el mundo se comunica con todo el mundo y donde los empleados del conocimiento tienen la fuerza en la empresa y en el que un aspecto esencial reside en la capacidad de la empresas para "reinventarse" constantemente.La financiación de los nuevos proyectos es un aspecto esencial a la hora de lograr la perviviencia del tejido empresarial. Diferenciar las pautas de comportamiento de las dos principales vías para financiar el arranque de empresas en el nuevo entorno, como complemento de los recursos aportados por la familia y amistades del empresario es el propósito abordado por el profesor José Martí Pellón en su colaboración sobre "El capital riesgo y los business angels" . Para ello tras clarificar la diversidad de significados del término capital riesgo, introduciendo algunos matices diferenciales en relación con el concepto de business angel, se ocupa del grado de compromiso de los inversores de capital riesgo profesionales en el arranque de empresas. El fenómeno y las características de business angels, como nuevas formas de obtener financiación destinada a actividades innovadoras se presenta desde una perspectiva de análisis de los recursos que ofrecen y del tipo de operaciones que buscan. La información aportada se corresponde con la experiencia de los dos países en los que estos inversores actúan con mayor eficiencia, apoyados en sistemas de emparejamiento que facilitan su contacto con empresarios. Finalmente se recoge la escasa experiencia de los business angels en España, apuntando algunas vías para un rápido desarrollo de una fuente de recursos vital para el aumento del ritmo de natalidad y crecimiento posterior de empresas.

Mediante la colaboración titulada" El Impacto de Internet en la industria de los servicios financieros" , a cargo de José Fernández De Bilbao Ortega , se valora la influencia de la aparición y popularización de Internet en las entidades financieras, mediante la perspectiva de los usuarios minoristas y su utilización de productos y servicios bancarios y parabancario-s. Para ello el autor analiza y compara la situación existente previamente a la generalizacón de Internet, conocida como "era del ladrillo" con la situación actual o era del "click", e incide en la forma en que Internet afecta a la distribución de servicios financieros. De este modo la forma de relación entre entidades financieras y clientela es uno de los aspectos de mayor calado y requiere una adecuación de los modelos y replanteamiento de estrategias para hacer frente a la nueva situación.

En esta misma línea argumental referida a la exigencia de un replanteamiento de la forma de llevarlas a cabo y una adecuación en las líneas estratégicas de las entidades financieras, prestando especial atención a los nuevos canales en el trabajo titulado . "La incidencia de los Canales Electrónicos en entidades financieras" realizado conjuntamente por los autores Luis Rodrigo Gil , Guillermo Urrestarazu Iparraguirre y María Victoria Guinea Aldama . La banca electrónica surge impulsada por una demanda cada vez más exigente por parte de la clientela, constituye un instrumento imprescindible en la distribución financiera, si bien se halla sujeta a los vaivenes de la evolución tecnológica que seguirá generando riesgos y oportunidades en la medida en que a nuevos estadios tecnológicos les corresponderá nuevas tecnologías acompañadas por nuevos productos y canales de distribución. Ello requiere un posicionamiento estratégico imprescindible por parte de las entidades financieras ante la nueva realidad.

La cuarta parte se ocupa de las políticas e iniciativas públicas para fomentar la instauración plena de la sociedad de la información y se inicia mediante la comparación cuantificada del distinto nivel de desarrollo en relación a la implantación y grado de uso de la sociedad de la información en diversos entornos viene recogida en la colaboración titulada "La Nueva Economía. Estados Unidos versus Europa" cuya autora es Mª Luisa Poncela García . La autora expone los principales datos económicos de la Nueva Economía y realiza un análisis comparado entre el funcionamiento del sistema estadounidense y la Unión Europea, exponiendo las principales acciones puestas en marcha, así como los campos de actuación y líneas principales de la política comunitaria en apoyo a la sociedad de la información. Aboga por la disociación de las actuaciones públicas de las políticas empresa-riales como mejor política, en un mercado de telecomunicaciones abierto y competitivo, con apoyo a las empresas del sector sin olvidar ni los intereses del tejido industrial y ni de los usuarios.

El artículo sobre" ;La Politica Europea: la Iniciativa e-Europa" a cargo de Vicente Parajón Collada se inscribe dentro del conjunto de iniciativas y medidas encaminadas a propiciar el desarrollo, consolidación y generalización de los rasgos característicos de la sociedad de la información. La asimilación de las características de la misma viene condicionada por el marco político que delimita el ámbito de actuación. El autor, en su recorrido a través de las líneas directrices de lo que constituye la acción de la Comisión Europea en materia de Sociedad de la Información, señala que con el Plan e-Europe culmina un proceso de actualización y puesta a punto de las acciones que sobre la Sociedad de la Información han venido realizándose desde 1993-94 y subraya la importancia del desarrollo de contenidos en la red concebidos para se explotados en un entorno dominado por la multimedia. Asimismo remarca la conveniencia de completar las políticas de actuación con otras medidas de apoyo en los competenciales subsiguientes, a saber nacionales, regionales y locales.

Entrando ya en el ámbito de las políticas regionales, en "Hacia una estrategia para el desarrollo de la Sociedad de la Información en el País Vasco" a cargo de Jesús Peña Martínez y Alberto Alberdi Larizgoitia , se hace una revisión del grado de desarrollo de la sociedad de la información y la estrategia marcada en el caso de la Comunidad Autónoma del País Vasco, ponen de manifiesto que la revolución tecnológica en la que nos hallamos inmersos implica reconocer que existe una mutación y que ello genera incertidumbre en el reparto de los beneficios del progreso, ya que asistimos al cambio de naturaleza del modelo económico, pasando de un modelo industrial a otro radicalmente distinto, basado en la economía de la información o economía de las redes, dominado por el paradigma de la complejidad. Los autores desgranan los antecedentes de la política vasca sobre la Sociedad de la Información y el análisis de la iniciativa Euskadi 2000Tres, como programa de choque para impulsar el desarrollo de la Sociedad de la Información.

En cuanto a la nueva forma de instrumentar la política monetaria se refiere, cabe señalar que en los últimos años numerosas innovaciones han tenido lugar en el terreno de los sistemas de pagos. Tales cambios podrían tener importantes consecuencias tanto en los hábitos de pago como en la estructuras y funcionamiento de los mercados financieros, influenciando a su vez la conducción tradicional de la política monetaria. En concreto, la aparición y el desarrollo de los nuevos instrumentos de dinero electrónico - tarjetas monedero y dinero de red - podrían alterar los patrones de pago y con ello, mejorar la eficiencia del sistema financiero, este tema es objeto de desarrollo en el artículo de Remigio Echeverria Soto titulado "El Dinero Electrónico" en el que se examinan los efectos que la emisión de estos nuevos productos podría provocar sobre la estrategia e instrumentación de la política monetaria y cuál debería ser la respuesta adecuada en materia regulatoria de la autoridad monetaria a este nuevo fenómeno.

Finalmente, las infraestructuras y la tecnología constituyen los soportes en los que se apoya el progreso, de ahí que el trabajo del profesor Josu Aramberri Miranda titulado "Las autopistas de la información: infraestructuras disponibles y la racionalización del tráfico" se ocupe de estos aspectos. En él, tras enumerar los principales elementos que dificultan una rápida expansión de la sociedad de la información desde el punto de vista de infraestructuras y comunicaciones, se advierte de los riesgos asociados a la aparición de "señores feudales virtuales" que establecen fronteras virtuales y que pueden reducir la red a un entorno de los consumidores, al no poder ofrecer el nivel de servicio requerido por las empresas. El autor propone algunas soluciones prácticas para mejorar la velocidad en el tráfico de información, al tiempo que lo califica como el problema más importante de la red y afirma que su naturaleza no es de índole técnica sino política. La instauración de los puntos neutros, como ejemplo claro de colaboración necesaria entre competidos, es defendida por el profesor Aramberri haciendo hincapié en sus ventajas para la consecución de mayor fluidez en las comunicaciones mediante la organización y racionalización de las rutas seguidas por los distintos mensajes, al tiempo que reclama una planificación orientada al desarrollo de las infraestructuras.

Esta primera aportación se completa con el análisis de" La Tecnología XML en el Comercio electrónico de las Pymes" llevado a cabo por el profesor Carlos Delgado Kloos , quien analiza la inci-dencia de Internet sobre todos los aspectos de la empresa y de forma más específica incide en el modo en que el estándar XML permite la interoperabilidad entre empresas, dando lugar a los e-Marketplaces para el comercio entre empresas (B2B). Define a la nueva situación como un entorno de oportunidad para las Pyme, en la medida en que se crea un canal de acceso directo entre empresa y cliente y desaparecen en gran medida las barreras de coste y totalmente las de proximidad. Los cambios inducidos por las nuevas tecnologías en la propia organización de la empresa han de abordarse desde una perspectiva estratégica ya que por un lado se observa un cambio sustancial de las dimensiones clásicas como distancia, tiempo y coste mientras emergen nuevos elementos como el marketing y la tecnología que puede representar una oportunidad para su desarrollo y, en su caso, para consolidar y acrecentar su posición de mercado.

Como colofón el artículo sobre "La certificación digital y la firma electrónica" de José Manuel Lucena Rosa , se ocupa de los aspectos relativos a la seguridad en las transacciones en la red y de las medidas tendentes a su fomento. Las exigencias de autentificación (el mensaje proviene de la persona que asegura enviar-lo), integridad (que no ha sido alterado en el camino), no rechazo (que la persona emisora no niegue su envío, ni la destinataria su recepción) y confidencialidad (garantizar el secreto del contenido), se satisfacen con soluciones técnicas como la firma electrónica. El autor pone de manifiesto que mientras las tecnologías seguras están en su mayor parte operativas y dispuestas para su uso comercial, falta completar el marco regulador e institucional para que éstas se apoyen, como medida previa el desarrollo del comercio electrónico.

Estas son, a grandes rasgos, las líneas generales que el lector interesado hallará en las páginas que siguen. Con la idea de facilitar el conocimiento y divulgación de las ideas aquí esgrimidas, hemos dotado al libro de un soporte en formato CD-rom, en el que se incluyen ficheros individualizados en formato pdf de cada uno de los artículos, así como el sonido de dos conferencias pronunciadas en el antes mencionado Seminario de Verano del pasado mes de septiembre, junto a una recopilación de la bibliografía más relevante en torno al tema central de la obra. Todo ello se halla también a disposición de la opinión pública en general en la página web de la Federación de Cajas de Ahorros Vasco-Navarras: www.fcavn.es



XHTML 1.0 Transitional Válido

¡CSS Válido!

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0

Logotipo Tawdis