Saltar menú navegación
Está en :

Publicaciones

EKONOMI GERIZAN

Políticas de Empleo en la Unión Europea: Presente y Futuro
Número: 6

Título: Políticas de Empleo en la Unión Europea: Presente y Futuro

Ver índice

RESUMEN


Los europeos llevamos un cuarto de siglo en el que la tónica dominante ha sido la persistencia del desempleo. Los avances experimentados en la convergencia de las economías europeas son un elemento esperanzador que ayuda a la recuperación de la confianza por parte de los ciudadanos de la Unión. La situación económica actual viene caracterizada por el control de la inflación, acompañada por un crecimiento sostenido del PIB. La cuestión que queda por despejar se refiere a si, en este contexto, las economías europeas serán capaces de reducir los niveles de desempleo estructural, teniendo en el horizonte la referencia americana que en esta materia se sitúa como objetivo emulable.

Por ello no es nuevo que los responsables de implementar las medidas de política económica tendentes a reconducir los niveles de desempleo europeos sigan cuestionándose sobre las diferentes formas de sacar fruto al crecimiento económico para generar empleo. En este sentido, es preciso destacar que, a pesar de las recientes convulsiones financieras que han asolado el panorama internacional, Europa constituye un polo de estabilidad y de crecimiento merced en gran medida a la expectativa creada por la puesta en marcha del euro .

La historia reciente nos muestra cómo se está consolidando el proceso de convergencia en las economías europeas, que comienza con los avances habidos en el saneamiento de las finanzas públicas de los Estados miembros de la Unión. Este fenómeno genera una serie de elementos positivos en la medida en que el saneamiento de las déficitis públicos libera recursos para el ahorro y al propio tiempo despeja el horizonte para los inversores y contribuye a recobrar la confianza de los consumidores.

A pesar de que la evolución económica reciente sea positiva y las perspectivas lo sean también, es preciso preparar el futuro en aras al sostenimiento de la espiral positiva y para ello, se precisa acometer reformas estructurales, tendentes a eliminar los obstáculos para la creación de empleos. En esta línea el comisario europeo responsable de los asuntos económicos, monetarios y financieros Yves-Thibault de Silguy, identificaba recientemente la reducción de las cargas sociales que recaen sobre los salarios como un primer ámbito de avance. Asimismo aboga por acciones tendentes a reducir los trámites administrativos implantando medidas como la ventanilla única para la creación de empresas como iniciativas necesarias.

El estímulo del espíritu empresarial, la movilidad geográfica y la profundización en el mercado único, constituyen los ejes por los que habremos de avanzar para sacar al crecimiento económico sostenido el máximo provecho en términos de reducción de los niveles de desempleo.

La OCDE por su parte apuesta de forma clara y decidida por abordar las soluciones desde una base local, que se manifiesta como la más próxima a los problemas, la más efectiva y donde mayor potencial muestran las medidas de lucha contra el paro, siendo en consecuencia el citado ámbito local el lugar de movilización e intervención. En este sentido, el profesor Mike Campbell de la Universidad de Leeds en el Reino Unido, identifica tres aspectos en los mercado de trabajo locales que requieren una aproximación desde la perspectiva de las políticas activas. Se refiere en primer lugar al asesoramiento, búsqueda de empleo y colocación, como medio de mejora de la eficiencia en el cruce entre oferta y demanda. En segundo lugar sitúa la buena calidad de la educación y el entrenamiento y, finalmente, las medidas dirigidas a la mejora de las posibilidades de acceso al empleo de grupos específicos.

  De lo anterior puede constatarse que las soluciones planteadas varían en función de la perspectiva de aproximación que se realice, siendo, en algunos casos, compatibles y complementarias, mientras que en otros resultan divergentes. Teniendo en cuenta lo anterior, en este sexto libro de la serie Ekonomi Gerizan, al que hemos titulado "Políticas de Empleo en la Unión Europea: Presente y Futuro" nuestro propósito no es otro que el de profundizar en el análisis de las políticas activas, mediante la observación por un lado de las realidades más próximas, como método de aprendizaje de la experiencia ajena, tratando de identificar aquellas acciones de mayor éxito cuya adaptación pudiera resultar beneficiosa en nuestro marco de actuación y por otro lado, mediante la aproximación a los colectivos más desfavorecidos merecedores de atención específica.

A tal fin esta obra se divide en cinco bloques complementarios que, en su conjunto, tratan de ofrecer una visión global en torno a las políticas activas de empleo en la Unión Europea.

La primera parte se desarrolla bajo el encabezamiento De Maastricht a Amsterdam y pretende poner de relieve la mayor importancia recientemente concedida al empleo con la inclusión de un nuevo título sobre el empleo en el Tratado de la Unión, completando el pilar económico del mismo.

En esta misma línea, la Cumbre de Luxemburgo sobre el empleo, puso de manifiesto la necesidad de avanzar de forma coordinada en la lucha contra el paro, estableciendo a tal fin una serie de directrices referidas al ejercicio 98 que se suman a un conjunto de planes de acción específicos impulsados desde el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Parlamento Europeo, además de las tradicionales políticas comunitarias al servicio del empleo. Es preciso insistir en las medidas tendentes a fomentar el espíritu empresarial, para crear un caldo de cultivo propicio para la aparición de nuevas empresas, tal y como quedó expresado en las conclusiones de la Cumbre de Cardiff del mes de junio pasado. Este hecho se instaura en la base de la competencia de la Unión Europea.

Bajo la referencia de Políticas Activas de Empleo: Experiencias Europeas se realiza una valoración de las políticas activas que han sido ya abordadas en otros países, tratando, al propio tiempo, de identificar los resultados más sobresalientes derivados de las mismas, sin perder de vista la posible traslación de tales medidas a nuestro entorno más próximo. En este sentido se hace un recorrido por países como Alemania, Holanda, Bélgica, Francia e Inglaterra.

Teniendo en cuenta que el ámbito empresarial constituye el principal agente generador de empleo en las sociedades modernas, bajo el título Políticas Activas Dirigidas a la Empresa y a lo largo de la tercera parte se ahonda en la caracterización del comportamiento de los agregados empresariales respecto del empleo, según su tamaño, ya que la evidencia empírica muestra una distinta contribución a la generación de empleo según sean PYME o empresas de mayor tamaño.

Las Políticas de Formación, son objeto de atención en la cuarta parte de este libro. Es conocido que uno de los factores explicativos a la hora de comparar situaciones diferenciales en cuanto al nivel de desempleo en las sociedades modernas, es el referido al nivel de formación y cualificación de la mano de obra. Para lograr un equilibrio en el mercado de trabajo, es condición sine qua non el que exista una adecuación entre oferta y demanda formativa. En otros términos, ello equivale a decir que los cambios observables en la demanda de mano de obra, vayan acompañados en paralelo por cambios en el sistema educativo, de modo que la sintonía entre oferta y demanda sea lo más elevada posible. El estudio de la formación se contempla pues desde una triple vertiente temporal coincidente con las fases de antes, durante y después del empleo. Nos referimos a las políticas formativas básicas, la formación continua y la formación para desempleados.

La panorámica sobre las políticas activas de empleo se completa con una aproximación referida a la Incidencia sobre Colectivos Específicos . Ello obedece al hecho de que la virulencia de los efectos del paro se deja sentir con mayor intensidad en determinados colectivos que son más vulnerables a los vaivenes del mercado de trabajo. Entre los más sensibles se sitúan el colectivo de jóvenes en demanda de su primer trabajo y el de las mujeres, que juega un papel de entrada y salida a la luz de la evolución del mercado, aumentando la disposición de trabajar en momentos de bonanza económica, influyendo en consecuencia sobre la población activa y por ende sobre las tasas de desempleo.

La primera de las colaboraciones del libro, titulada "Creación de empleo y crecimiento económico en España" , corre a cargo del profesor Jordi Gual Solé , quien defiende la tesis de que la economía española ha sustituido trabajo por capital. Aboga por un cambio de modelo de crecimiento que surja a raíz de profundas reformas institucionales como medio para la creación de empleo. En su opinión, se precisa un cambio del patrón de crecimiento basado en fuertes aumentos de la productividad, acompañados de elevadas inversiones en aparato productivo y con escaso empleo de mano de obra.

Un modelo de crecimiento más intensivo en mano de obra conduciría a la contracción del paro estructural de la economía y al aumento de la tasa de actividad, con el consiguiente cambio en la redistribución del empleo y la renta. Sustenta su tesis en un modelo neoclásico del mercado de trabajo, soportado con datos referidos a la economía española tomando como punto de partida el año 1964.

Concluye identificando las principales áreas que en su opinión precisan ser reformadas para evitar rigideces en el sistema y propiciar la creación de empleo. Apunta hacia la necesidad de reformar la estructura de la negociación colectiva, la revisión del sistema de protección (seguro de desempleo) asociados al Estado del bienestar, los costes de despido, los salarios mínimos y el sistema impositivo sobre el factor trabajo. Estas reformas se enmarcan en el proceso de ajuste necesario del mercado laboral tendente a incentivar un mayor uso del trabajo, para lo que se precisa una contracción de los costes asociados a su uso.

"El empleo objetivo prioritario tras el Tratado de Amsterdam" es objeto de atención por parte de José Ignacio Bustamante Otaduy a través del recorrido histórico entre el Tratado de Maastricht y Amsterdam, analiza la evolución de la integración europea y pone el énfasis en la importancia del inclusión de un título sobre el empleo en el Tratado, lo que eleva a esta variable al mismo rango que los objetivos económicos hasta ahora manejados y cuantificados. Cuarenta años de desarrollo institucional de la Unión Europea no han conllevado un desarrollo paralelo de la política social y de la política de empleo en particular. El pleno empleo de los años sesenta ha llevado a una tasa de paro del 10% hoy en día, haciendo reaccionar a los Estados miembros que han incluido un Título sobre Empleo en el Tratado de Amsterdam de 1997. Siendo todavía una responsabilidad nacional, el empleo finalmente se ha definido como una cuestión de interés común a nivel europeo y se han puesto en marcha mecanismos concretos de actuación. A partir de 1998 los Estados de la Unión deben plasmar las líneas directrices adoptadas en común en planes de empleo nacionales, cuya ejecución es objeto de seguimiento por parte de la Comisión Europea y de los demás Estados. Con todo ello el empleo se empieza a poner en pie de igualdad con otras políticas comunitarias.

En este sentido Amsterdam supone un punto de inflexión en el proceso de complementar la vertiente económica con aspectos de índole social como el del empleo y concede a la consecución del empleo la misma importancia que las variables macroeconómicas como estabilidad y crecimiento, reconoce que el del empleo es un tema de interés común y que es preciso considerar el impacto sobre el empleo de las restantes políticas comunitarias.

La incorporación del empleo a los tratados a través del proceso de Luxemburgo implica la implementación de un método de vigilancia y seguimiento multilateral por parte de los Estados miembros en el que es posible cuantificar los avances habidos en cada caso y se establece un proceso de convergencia en el ámbito del empleo introduciendo un enfoque de gestión por objetivos en la UE.

En la colaboración titulada "Instrumentos financieros en favor del empleo " el profesor Luis Martí Espluga, revisa los métodos de apoyo a las PYME en el ámbito financiero y valora algunos aspectos relacionados con la operativa. Distingue dentro de las PYME, aquellas que siendo aún jóvenes, resultan ganadoras en el intento de mantener su posición de mercado (empresas gacela), como el segmento de empresas que mayor potencial presenta a la hora de crear empleo y al que habrían de ir dirigidas las medidas de apoyo que, con regularidad, se vienen poniendo en marcha desde distintas instancias del sector público.

Se detiene en el análisis de dos formas de apoyo a la creación de empleo en PYME, a saber, el subsidio por trabajador contratado y las aportaciones directas a fondos de capital riesgo. Se muestra excéptico en cuanto a la primera modalidad, dado que presenta dificultades de índole administrativa y de seguimiento. Augura una importancia del capital riesgo como forma de apoyo a las iniciativas empresariales auspiciadas por PYME y prevé su incidencia positiva en el futuro en los niveles de empleo del entorno europeo. La figura está basada en el principio de adicionalidad a la oferta de financiación procedente de los fondos privados, sin perjuicio de la subsidiariedad de las instituciones públicas respecto de las privadas.

El recorrido por los países del entorno lo inicia el profesor Gerhard Bosch en su artículo "Política Ocupacional en Alemania" en el que focaliza su atención en la política ocupacional en dicho país. Presenta la situación del mercado laboral alemán, analizando variables de crecimiento, empleo y desempleo, relaciones laborales, deteniéndose especialmente en el efecto de la reunificación con Alemania del Este. Pone de relieve el impacto del proceso de convergencia entre Alemania del Este y Alemania del Oeste en materia de empleo. En su opinión Alemania presenta una situación equilibrada en la proporción de empleo en industria de alta tecnología y en industria de tecnología normal. Destaca la importancia de la innovación y de la formación como factores determinantes de la situación alemana, donde el capital humano alemán es el más productivo tras EE.UU. y el desempleo afecta de forma menos intensa a los jóvenes.

Seguidamente, el profesor Lluís Fina Sanglas se ocupa de los "Planes de acción para el empleo: España, Bélgica y Holanda", como exponente de tres casos con distinto nivel de partida en relación a los niveles de empleo en los mismos. Las diferencias se plasman en los niveles de empleo, en la formación de los colectivos en edad de trabajar y la pauta de variación cíclica del empleo. Destaca el bajo grado de cobertura de las políticas activas y pasivas para el caso español. En su trabajo, el autor sostiene que los planes nacionales de empleo, belga y holandés, están bien desarrollados y consolidados. En el segundo caso además hay una clara cuantificación de las medidas adoptadas para paliar el problema. Se muestra crítico con el plan español (a pesar de que desde la Comisión fue calificado como el segundo mejor tras el plan francés), en el que predominan más las cuestiones formales que de otro tipo consideraciones. Destaca la ausencia de una estrategia a medio plazo y la falta de conexión con la realidad del país. El análisis concluye con una evaluación general del nuevo procedimiento. Se señala que puede representar una contribución positiva para la mejora de las políticas de empleo, a pesar de que adolece de graves limitaciones.

El acercamiento al caso francés como país más cercano, corre a cargo del profesor Liêm Hoang Ngoc . En su colaboración "Las políticas activas de empleo en Francia: objetivos y resultados" indica que el Tratado de Maastricht y el pacto de Estabilidad de Amsterdam recortaron las capacidades de maniobra monetaria y presupuestaria de los gobiernos europeos para luchar contra el paro. La vía francesa apunta hacia la flexibilidad del empleo como medio de reorientar la mano de obra hacia los sectores y regiones en expansión, acompañada de una disminución del coste laboral. Todo ello tendrá como efecto final la reducción del paro estructural. En su opinión, si la política de reducción de la jornada laboral recientemente emprendida en Francia resultara un éxito, ello estimularía la creación de puestos de trabajo a tiempo completo y con contrato indefinido en el conjunto de los sectores, sin menoscabo de la estructura general del empleo.

El elenco de países se completa con el caso inglés a cargo del profesor Alan McGregor y su trabajo titulado "Políticas de empleo en el Reino Unido" . En la actualidad el objetivo establecido por el nuevo gobierno se centra en incentivar la entrada al trabajo, pasando del amparo de los sistemas de protección al empleo de forma masiva. Analiza los "New Deals" o nuevos acuerdos para el fomento del empleo, centrándose en los principios inspiradores de los mismos (independencia en la orientación; intervención en fases incipientes antes de que se asiente el desempleo de larga duración; programa de oferta de trabajo; empleo sostenible). La reflexión se completa con una relación detallada de los problemas en torno al desempleo y con los factores clave que caracterizan al mercado laboral inglés. Cabe citar la caída de hombres empleados, el fuerte ascenso de mujeres empleadas a tiempo parcial; caída del empleo en el sector manufacturero y explosión en el ámbito financiero y de los servicios; aumento de los beneficiarios por enfermedad y aumento constante de los hogares con desempleados en su seno.

La parte referida al ámbito empresarial se inicia con la colaboración del profesor Vicente Salas Fumás, que bajo el título "Innovación organizativa, recursos humanos y competitividad empresarial" se ocupa de poner de relieve la relación del empleo en los nuevos modelos empresariales. Los cambios están propiciando la transformación de la empresa tradicional a la empresa flexible. Los costes laborales unitarios (factor de competitividad) se determinan de la interacción de las condiciones de mercado (salarios de oportunidad), el diseño organizativo de la empresa (tradicional o flexible) y las políticas de gestión de recursos humanos (formación, carreras...).

Además de las consideraciones clásicas en la determinación de los costes laborales, es preciso tener en cuenta también las relaciones de distribución del excedente. El autor apunta que la entrada de los empleados en la estructura de propiedad de la empresa conlleva ventajas, tanto para los propios trabajadores como para las relaciones dentro de la empresa. Al propio tiempo, pone de relieve la importancia creciente de los factores inmateriales en el valor añadido de los productos, los cambios en la demanda y en las preferencias de los trabajadores. Tales factores acompañados de cambios en las tecnologías de capital físico y de la información, inciden sobre el modelo organizativo dominante en la empresa, orientándola hacia una organización flexible.

Las innovaciones demandan un cambio global que afecta a todas las dimensiones organizativas. Los nuevos modelos organizativos tienen complementariedades con determinados atributos del sistema financiero (capacidad para valorar la contribución a la generación de riqueza de inversiones intangibles) y de la evolución macroeconómica general (estabilidad). La innovación organizativa puede verse influida por los esquema de creación y reparto de riqueza en la medida en que los empleados adquieren un mayor poder en la misma.

Juan Antonio Maroto Acín en su colaboración sobre "Comportamientos de las PYME frente al empleo" coloca a la estructura económico-financiera y los resultados empresariales, es decir la competitividad empresarial, en la base del sostenimiento de los avances habidos en la convergencia nominal europea. La competitividad radica tanto en la propia eficiencia interna de las empresas como en la inversión en intangibles (formación, I+D y calidad). Identifica el paro como un elemento determinante de la sostenibilidad económica y financiera y de la convergencia real y la atribuye a la escasa liberalización de los mercados de trabajo. Focaliza su atención por tanto en la competitividad empresarial, su situación económico-financiera y sus resultados como elementos de análisis de sus aportaciones al mantenimiento y creación de empleo.

Sostiene que las pequeñas empresas son las responsables de la generación de nuevos empleos, si bien se produce una simultaneidad en la creación y destrucción de empleo y las condiciones de trabajo son distintas en unas y otras.

En " Relevancia de las empresas pequeñas. Industria manufacturera de la CAPV" a cargo de la profesora María José Aranguren Kerejeta se destaca el aumento de la importancia de las PYME en el tejido industrial de la CAPV (manufactureras), dado que la apertura de nuevos establecimientos ha superado el cierre de los mismos haciendo que el efecto neto sea positivo en términos de contribución a la generación de empleo. Pone de relieve la importancia de los microestablecimientos (menores de 10 empleos) en la generación de empleo, identificando a este colectivo como el susceptible de ser abordado con políticas específicas para la creación de empleos.

Para cerrar la aproximación al ámbito empresarial, el profesor Fermín Garmendia Agirre, hace una referencia acerca de "Políticas activas de empleo orientadas al ámbito empresarial" . A lo largo de su artículo el autor defiende la tesis de que el crecimiento económico por sí solo na va a ser capaz de generar empleo y precisa de medidas complementarias tendentes a potenciar las medidas activas en detrimento de las pasivas que han tenido un mayor protagonismo en los últimos tiempos.

Coincide con otros autores a la hora de valorar el Plan Nacional de Empleo español que a su juicio presenta una serie de carencias entre las que cabe citar su excesiva confianza en el crecimiento económico, en el tirón de la economía para crear empleos en suma. Su excesivo voluntarismo lo aleja de la realidad y le resta eficacia. Apunta hacia el reparto de trabajo como medida necesaria para la creación de nuevos empleos.

La política educativa está íntimamente relaciona con la formación de los empleados en un momento dado y por ende con la adecuación entre los requerimientos precisados por los demandantes de empleo y las aptitudes ofrecidas por quienes desean incorporarse al mundo laboral. El grado de coincidencia entre ambas estará directamente relacionado con la potencialidad de una economía de afrontar la salida de la crisis en el empleo. La formación es un elemento esencial a la hora de facilitar la interconexión entre oferta y demanda de trabajo. M.a Jesús San Segundo Gómez de Cadiñanos se ocupa de desarrollar el tema sobre "Adaptación del sistema educativo a las demandas del mercado trabajo", incardinado dentro del conjunto de políticas de formación diseñadas para el momento previo a la incorporación a la vida laboral, para ello parte de la hipótesis de que considera a la política educativa como política activa. La rápida expansión educativa ha caracterizado a nuestro entorno en los últimos años y nos lleva a la reflexión de si el grado de escolarización es excesivo y rentable en términos económicos.

En opinión de la profesora San Segundo, es preciso cambiar de modelo de formación en relación al ciclo de vida de los trabajadores, pasando de un modelo de formación continua a lo largo de toda la vida del trabajador, al fomento de la formación profesional como alternativa a la universidad. Compara las características básicas de las reformas educativas recientes a la luz de la evidencia internacional en términos de capital humano en relación a nuestro entorno.

La "Formación continua: una evaluación de estrategias" es el tema que ha sido abordado por el profesor Felipe Sáez Fernández quien se ocupa de las políticas de formación durante el período de tiempo en que se está empleado. Para ello se hace un repaso de las prácticas empresariales en la mejora de la cualificación del personal en diversos ámbitos y seguidamente el autor se ocupa de analizar los determinantes de inversión en formación continua. La formación continua es la respuesta a los cambios referidos a las ocupaciones y a las habilidades precisas para los nuevos puestos de trabajo. En la comparación con su entorno más próximo, las empresas españolas que parten de una posición de alejamiento respecto de las homónimas europeas, se están sumando a esta tendencia en los últimos años. Ahora bien, cada empresa sigue unas pautas estratégicas distintas a la hora de formar a su propio personal. La casuística es amplia y va desde las que adoptan actitudes pasivas, hasta otras muy dinámicas, pasando por las que intentan aprovecharse de los avances de las competidoras. La distribución de la formación no se reparte de forma homogénea entre todos los grupos de trabajadores, existen determinados colectivos, como los profesionales superiores y los especialistas que, en razón de las actividades que desarrollan, precisan de una mayor dedicación en materia de formación. El tamaño de la empresa es otro de los aspectos determinantes en materia de formación empresarial.

La formación concebida para reinsertar a los desocupados en el ámbito laboral, se designa también como formación ocupacional. Este tipo de formación está plenamente integrada en el conjunto de políticas que refuerzan la efectividad del mercado de trabajo y es abordado por Euken Sesé Sarasti en su artículo sobre " La Formación de los desocupados ". En su opinión subyace la idea de que la efectividad de estos programas es mayor aplicándolos en el ámbito local o más cercano al desempleado y han de estar basados en información transparente, fluida y complementada con análisis prospectivo a nivel local. La planificación, diseño ejecución y evaluación de estos programas ha de responder a un ámbito específico o determinado. Todo programa de formación ha de ir acompañado de mecanismos de evaluación segmentada que facilite la adopción de medidas correctoras en función de los resultados obtenidos. Se precisa incorporar también la iniciativa privada a este tipo de programas de formación. Su gran reto reside en ser capaces de conectar con el tejido empresarial de la zona, de modo que la oferta y demanda encuentren el mayor número de elementos comunes posibles.

Las actitudes de los desempleados en relación a su predisposición al cambio de residencia para conseguir un nuevo trabajo son diversas. Teniendo en cuenta los resultados de la encuesta EPA los profesores Arantza Ugidos, Namkee Ahn y Sara de la Rica analizan la importancia de la formación en las actitudes de los desempleados y en la duración de la situación de desempleo (un 39% de los parados no está dispuesto a aceptar el cambio de residencia a cambio de un empleo) en su colaboración titulada "La disposición de los desempleados a cambiar de residencia ante una oferta de trabajo" . Los resultados obtenidos muestran que el factor educacional sí es relevante en este tema, mientras que la duración de desempleo no parece afectar tanto a la proclividad del cambio de residencia de los desempleados, en tanto en cuanto exista cobertura de desempleo. Agotada ésta la predisposición a cambiar de residencia aumenta de forma considerable. Del análisis se infiere que los incentivos económicos podrían jugar papel importante a la hora de aumentar la movilidad del desempleado.

Juan M.a Saenz de Buruaga Renobales en su colaboración "Empleo juvenil: una apuesta de futuro" , reflexiona sobre las elevadas tasas de paro juvenil, especialmente agudas en algunas zonas de la margen izquierda de la ría de Bilbao y las medidas que desde una caja de ahorros pueden abordarse para paliar el problema y dar salida a aquellas iniciativas empresariales con visos de éxito. Se trata de una nueva forma de materializar el compromiso social de estas entidades con el marco geográfico más próximo donde desarrollan sus actividades. En este caso, el citado compromiso se materializa a través de la Fundación Gazte Lanbidean auspiciada por BBK, regida bajo los principios de ayuda directa al promotor potencial que se decida por el autoempleo y a la complementariedad de la iniciativa respecto a otros apoyos dentro del ámbito de promoción de empleo.

Una visión complementaria sobre los jóvenes la aportan María Angeles Davia Rodríguez y Virginia Hernanz Martín quienes en su colaboración sobre "Políticas de empleo para jóvenes" hacen un recorrido por las distintas políticas de empleo dirigidas a los jóvenes que se han ido articulando a lo largo de los últimos años, centrándose especialmente en las medidas de formación profesional y en los contratos formativos. La Cumbre de Luxemburgo sirve como punto de arranque respecto de las acciones que se van a adoptar en esta materia cara a futuro y da pie para realizar una panorámica de las nuevas directrices en materia de fomento de empleo en la UE, así como de los programas de empleo juvenil más representativos.

En " Reflexiones sobre la incorporación el mercado de trabajo" se recopila una serie de consejos derivados de la experiencia del Antonio Vázquez Vega fruto de su actividad al frente de una entidad dedicada a la orientación profesional de los recién licenciados que llaman por primera vez al mercado laboral. La reflexión introspectiva necesaria sobre las aptitudes e intereses de cada cual, junto al análisis de lo que requiere el mercado, acompañado de un plan de desarrollo y adecuación personal son sólo alguno de los elementos que se requieren para alcanzar el éxito en el empeño. Todo ello ha de ir complementado por el convencimiento, la ilusión y la confianza en el potencial de uno mismo. En este proceso procede además tener en cuenta los nuevos valores emergentes en nuestra sociedad que nos darán las pautas más buscadas en el mercado laboral.

La mujer constituye otro de los colectivos que por su elevada incidencia merecen atención específica. Las profesoras Julia López López y Consuelo Chacartegui Jávega aportan una visión desden el punto de vista jurídico a esta realidad en su artículo "La Política Europea de inserción de la mujer en el mercado de trabajo" . En este artículo se hace una revisión de la política comunitaria en materia de empleo para las mujeres, basada en la no discriminación retributiva y la igualdad del trato y su reflejo en el Tratado de Roma, la Carta Comunitaria de Derechos Sociales de los Trabajadores, el Tratado de Maastricht y los libros Verde y Blanco como paso hacia la igualdad de oportunidades en el mercado de trabajo. Finalmente se detiene en el Tratado de Amsterdam donde se constitucionaliza el principio de igualdad de trato y de oportunidades. Concluye afirmando que el modelo social actual ya ha sentado las bases para que la mujer tenga el papel que desee tener y no el papel que un sistema de organización social le quiera imponer.

En "Las políticas de empleo para mujeres. El caso español en el contexto europeo " de Inmaculada Cebrián López, Nieves Lázaro Pardo y Gloria Moreno Raymundo , se examinan las medidas de política de empleo desarrolladas en España en los últimos años, así como las líneas de actuación cara al futuro inmediato. Tras describir la situación laboral de las mujeres de forma comparativa con los países más cercanos de nuestro entorno, se exponen las políticas de empleo para las mujeres en la UE y España y finalmente, basándose en el Plan de Acción para el Empleo, se dibujan las perspectivas futuras en este tema.

A lo largo del trabajo se resalta la transformación habida en la situación de la mujer en lo relativo a su participación en el ámbito del trabajo, mediante el desarrollo de nuevas pautas de comportamiento en la actividad económica, cada vez más parecidas a las de los hombres.

Estas son las grandes líneas que el lector hallará por su recorrido a través de este libro. Deseamos que, sirvan para arrojar algo de luz sobre el diagnóstico del mercado laboral y de este modo contribuir a perfilar algunas salidas que coadyuven en la tarea conjunta de reducción de los niveles de desempleo.

petuoso con los recursos naturales finitos del planeta. Nuestra mejor recompensa sería haber despertado algunas conciencias y haber logrado imbuir en ellas la idea principal que subyace en todo este proyecto. Deseamos sinceramente que así sea.


XHTML 1.0 Transitional Válido

¡CSS Válido!

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0

Logotipo Tawdis