Saltar menú navegación
Está en :

Publicaciones

EKONOMI GERIZAN

La ampliación de la Unión Europea: desafíos y oportunidades
Número: 10

Título: La evolución demográfica: Impacto en el sistema económico

Ver índice

RESUMEN


La transición demográfica a la que asistimos en la actualidad se inscribe dentro de un proceso de cambio que incidirá en la composición de las capas de población futuras. El carácter transversal de este proceso, en la medida que afecta a todos los aspectos tanto sociales como económicos y culturales, le hace merecedor de especial atención en estos momentos en los que los cambios estructurales de población comienzan a hacerse cada vez más visibles y ocupan un lugar preponderante entre las preocupaciones de los responsables políticos y económicos de nuestra sociedad.

El tema central de este libro, titulado "La evolución demográfica: impacto en el sistema económico y social ", gira en torno a los aspectos poblacionales en general y a las principales repercusiones observables en los diversos ámbitos de aproximación a esta realidad, tratando de identificar las cuestiones de mayor interés en la resolución de la problemática asociada a este tema.

La composición de la población, su evolución, los factores que inciden de manera determinante en la misma, constituyen temas de interés y preocupación en todo el mundo. En este sentido, cabe señalar que en un horizonte de cincuenta años vista, se prevé que la mayoría de la población de los países desarrollados experimente un proceso de reducción acompañado de un proceso de envejecimiento.

Este aumento de las capas de mayor edad en el conjunto de la población surge de la conjunción de varios factores y presenta consecuencias muy importantes en el medio y largo plazo. De entre los factores que contribuyen al envejecimiento de la población, cabe citar la reducción del índice de natalidad por un lado, con la clara disminución del denominado "índice sintético de fecundidad" por otro. En el primer caso, la CAPV se halla entre los países de menor natalidad y entre los de menor fecundidad en el segundo.

En paralelo, gracias a los avances en la medicina, la aparición de nuevos medicamentos, la ampliación de los aspectos sanitarios preventivos, etc., se está produciendo también un aumento en la esperanza de vida, mayor en el caso de las mujeres. Así, la esperanza de vida se ha prolongado desde 1975 en torno a 5 años para los hombres y en 5,5 años para las mujeres.

Ante la constatación de las tendencias descritas, principalmente en los países desarrollados, es preciso remarcar que esta transformación no es uniforme a nivel mundial. En este sentido llama la atención el hecho de que, según previsiones realizadas por Naciones Unidas en el horizonte de 2050, mientras la población en Estados Unidos es previsible que aumente en casi una cuarta parte, Europa disminuirá el número de habitantes en 18 millones de personas aproximadamente. Esta circunstancia muestra por tanto un potencial de crecimiento asociado a la evolución de la población muy distinto en uno y otro caso. Todo ello se inscribe en un contexto en el que la población mundial pasa de 6.000 millones de personas en 1999 a los 9.000 millones previstos para el año 2050, lo que supone un crecimiento del 50% en el total de habitantes del planeta.

Por otro lado, la distribución por edades en los diversos ámbitos geográficos es también muy desigual.
Con una edad media en el mundo de 26 años, los valores extremos vienen dados por Yemen como país más joven del mundo, con una edad media de 15 años, y Japón, con una media de 41 años.

A los atributos expuestos relativos a la generalidad del proceso de envejecimiento y a la falta de homogeneidad, tanto en la distribución poblacional por ámbito geográfico como por edades, es preciso añadir la irreversibilidad del proceso de envejecimiento. Tan es así, que el aumento en las tasas de fecundidad para invertir este fenómeno debería ser de una envergadura tal que hace impensable la consecución de las tasas de reemplazo poblacional.

Estas alteraciones estructurales en la población van parejas a la aparición de una serie de retos cuyas consecuencias se extienden tanto al ámbito social como económico. En primer lugar, el envejecimiento de la población se relaciona directamente con la presión sobre las finanzas públicas asociada a los compromisos por el pago de pensiones. En efecto, la masa de perceptores de pensiones estatales asociadas al Estado del Bienestar, va creciendo con el aumento de las cohortes poblacionales de mayor edad y, en paralelo, crecen también los recursos necesarios para satisfacer los compromisos derivados de la población jubilada. Ello incide en el comportamiento ahorro/inversión tanto del sector público como del privado, que se ven obligados a reforzar los sistemas de ahorro cara a mantener su poder adquisitivo tras la jubilación. De este modo, la incidencia de la estructura demográfica sobre la financiación agregada del sistema, repercute sobre la tasa potencial de crecimiento a largo plazo de la economía.

Entre los principales cambios asociados al proceso de transformación social que estamos viviendo destaca el envejecimiento de la población de los países desarrollados, donde el "edadismo" se traduce en un mayor peso específico de las cohortes de más edad en detrimento de las generaciones más jóvenes. Ello se asocia, entre otros factores, con la aparición de nuevas necesidades ligadas a la composición poblacional. Así, el ámbito asistencial y las mayores necesidades sanitarias exigidas por la población de mayor edad requieren una oferta de servicios que abren nuevas oportunidades en estos campos.

En cuanto a las medidas correctoras, tendentes a paliar los desequilibrios asociados a la evolución de la población ya comentados, parece necesario incentivar las políticas de apoyo a las familias y las medidas de compatibilización de la vida laboral y la vida familiar, ambas encaminadas a crear las condiciones apropiadas para lograr una recuperación de las tasas de natalidad. Este es un primer campo de acción sobre el que incidir con medidas correctoras que darán sus frutos a medio y largo plazo.

Por otro lado, el fenómeno del movimiento de grandes flujos poblacionales es inherente a la propia naturaleza humana, y a lo largo de la historia se han producido grandes éxodos poblacionales. En la actualidad, entre otros factores, la disparidad existente en los niveles de desarrollo y bienestar entre países acentúa el fenómeno de la inmigración. Se trata de un enorme reto para la modernidad. Las opciones, desde la perspectiva de los países desarrollados, van desde las más extremas, con cierre de fronteras incluido, a las más laxas de apertura sin condiciones, pasando por las posiciones intermedias consistentes en fomentar políticas que atraigan a los inmigrantes con perfiles profesionales requeridos en los puntos de destino y que el país de acogida sea capaz de absorber sin caer a su vez en el desequilibrio o en la saturación del mercado laboral. Cabe asimismo realizar una aproximación al fenómeno desde el punto de vista de las contribuciones de los saldos migratorios tanto al proceso de rejuvenecimiento de la edad media del país de destino, como desde la contribución a los sistemas de ayuda social, presionados por demandas sociales crecientes.

Además de las cuestiones ya señaladas y relacionadas con el mercado de trabajo propiamente dicho, también existen otras relativas a aspectos de integración multicultural, multirracial y de credo que elevan la complejidad del fenómeno.

España no es ajena a este fenómeno y su ubicación próxima al continente africano la hace lugar de tránsito o eventualmente de destino para una población potencial muy importante. Como muestra de lo señalado, según estimaciones oficiales, el número de inmigrantes en España habría pasado de 35.000 en 1995 a 360.293 en términos netos del padrón continuo de 2000. Para el caso de la CAPV, y referido a la migración con su entorno más próximo, en los últimos años se observa un número creciente de inmigrantes, alcanzando un saldo migratorio positivo en el 2000, si bien la presencia de la inmigración es modesta, suponiendo un porcentaje muy reducido sobre la población vasca. Dentro de las inmigraciones recibidas se observa un fuerte aumento de los extranjeros que, según el Eustat, pasan de crecimientos del 5% en 1988 al 35% en el último año.

La amplia casuística de las derivaciones asociadas a la evolución demográfica viene dada fundamentalmente por su marcado carácter transversal con incidencia en casi todos los ámbitos de índole social y económica imaginables. Por ello, la implementación de un conjunto armónico de medidas tendentes a abordar las cuestiones más perentorias es una necesidad de primer orden que no admite dilación.

En este contexto hemos articulado este libro titulado "La evolución demográfica: impacto en el sistema económico y social ", que constituye el décimo de la serie Ekonomi Gerizan. Siguiendo la línea de trabajo habitual, el libro se incardina dentro de un horizonte más amplio que comprende también la celebración de un seminario en el ámbito de los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco, como punto de encuentro y reflexión en torno a la evolución demográfica. Las ponencias allí presentadas han sido completadas con otras colaboraciones al objeto de ofrecer una visión más amplia y global sobre el tema.

Siguiendo una lógica que va de lo más general a lo más próximo, el libro se articula en cuatro grandes bloques. La identificación de los rasgos demográficos que caracterizan a la situación actual y los principales retos asociados a la evolución de la población en términos generales son los principios rectores del primer capítulo. La panorámica sobre la población europea sirve de antesala a la presentación de algunas de las claves demográficas relativas a la CAPV, donde la acentuación de las tendencias observadas en el entorno próximo se erige como rasgo más relevante. De forma complementaria, el recorrido panorámico se fija también en el papel de la inmigración desde la vertiente económica y demográfica, así como en las pautas de consumo, inversión y endeudamiento observables en este contexto.

Ello da pie para que a lo largo del segundo capítulo orientemos nuestro foco de atención hacia la problemática relacionada con las pensiones y los sistemas de protección social en el nuevo orden. Así, son objeto de estudio cuestiones referidas al futuro del sistema de pensiones y la sostenibilidad de las finanzas públicas, presionadas de forma creciente por las exigencias asociadas al envejecimiento y a los cuidados de larga duración, los cuales tienen en los sistemas complementarios de protección una posible vía de solución, tanto desde la vertiente asistencial como de financiación del modelo.

Seguidamente, y como tercer eje de reflexión, el libro se ocupa de aspectos relativos al equipamiento en una doble vertiente: las repercusiones de la población sobre el parque residencial por un lado y sobre el equipamiento preciso para satisfacer las necesidades y perspectivas para la tercera edad por otro. En este orden de cosas, los servicios sanitarios y la provisión de nuevas necesidades educativas constituyen áreas de enorme interés que están íntimamente asociadas a la evolución demográfica.

Por otro lado, existe una interacción clara entre demografía, empleo y mercado de trabajo, en la medida en que la evolución de la primera condiciona el potencial de crecimiento del empleo y, en suma, del propio mercado de trabajo. Así, el cuarto capítulo se orienta al estudio comparado de las políticas europeas que tratan de conciliar la vida laboral con las exigencias de la vida familiar, ocupándose también del análisis de las políticas de protección familiar acometidas en nuestro entorno más próximo.

Señaladas las líneas generales que estructuran los cuatro capítulos de esta obra, comenzamos a desgranar con mayor detalle el contenido de sus colaboraciones. La visión panorámica inicial sobre las principales tendencias observables en el marco demográfico corre a cargo del demógrafo Juan Antonio Fernández Cordón , quien en su trabajo titulado "La Población europea: análisis y perspectivas de futuro" realiza un minucioso recorrido sobre la situación europea y señala algunos de los frenos existentes para la evolución demográfica en nuestro entorno más próximo. Destaca en este sentido el bloqueo de la autonomía de los jóvenes asociado al alargamiento de los estudios, lo que desemboca en el retraso en la incorporación al mundo laboral y a la formación de nuevas familias. Asimismo la insuficiencias de las políticas activas a favor de las familias, reducidas casi en exclusiva a ventajas fiscales, junto a la ausencia de implicación de las empresas, ante fenómenos como la importante incorporación femenina al mundo del trabajo manteniendo esquemas organizativos poco flexibles y adaptados a las nuevas circunstancias, con un modelo de relaciones laborales ajeno a la realidad social circundante, se hallan en la raíz del fenómeno demográfico.

La revisión relativa al ámbito geográfico más próximo corre a cargo de Javier San Vicente Alfambra , demógrafo especializado en la CAPV, desarrollando la colaboración titulada "Claves demográficas de la CAPV". En ella se realiza un análisis de la situación demográfica a través de sus principales variables como fecundidad, mortalidad y las migraciones, así como la evolución futura prevista para la población vasca a través de los distintos escenarios que se barajan para el horizonte de 2050. Destaca el hecho de que las pasadas previsiones demográficas sobre la esperanza de vida se han visto ampliamente superadas por la realidad, ya que en la CAPV es muy elevada y sigue creciendo a un ritmo comparativamente mayor. Por otro lado, la fecundidad, siendo una de las más bajas del planeta, está tocando fondo y experimenta un proceso de ralentización en su caída. Señala asimismo la complejidad del fenómeno de las migraciones.

En cuanto a la inmigración, cabe señalar que es uno de los fenómenos demográficos más perceptibles y que mayor preocupación generan en la opinión pública. Últimamente ha ido cobrando fuerza la polémica sobre la actitud a adoptar ante la creciente presión de la inmigración en España. En este contexto, el artículo titulado "La inmigración española: ¿solución demográfica o económica?", del demógrafo y Rector de la Universidad Complutense, Rafael Puyol Antolín , se ocupa de estudiar el fenómeno de la inmigración española en el contexto internacional mediante la explicación de las cifras más relevantes. Pese a que desde algunas vertientes se trate de asociar inmigración con delincuencia, abordando el tema como un problema, en opinión del autor, en modo alguno puede achacarse a la inmigración el aumento de la delincuencia en nuestro entorno, según se desprende del análisis de las estadísticas disponibles al efecto y, sin embargo, parece haber pocas dudas sobre los efectos beneficiosos de una mayor entrada de inmigrantes en aspectos como una mayor aportación a la natalidad y un aumento de la diversidad cultural.

Una aproximación de corte sociológico sobre "El papel de la inmigración económica en las sociedades avanzadas" es la realizada por el profesor Andrés Tornos Cubillo , quien reflexiona sobre los distintos papeles sociales asignados a los inmigrantes conceptuándolos como inmigrantes económicos. Tal calificativo les viene dado en razón del papel de fuerza de trabajo disponible, así como el de contribuyentes activos a las arcas presupuestarias. La importancia de la inmigración y de los distintos roles que han ido asumiendo en la sociedad es cada vez mayor, señalando como ejemplo la creciente relevancia política que los inmigrantes están adquiriendo en aquellos países que cuentan con núcleos de inmigrantes de cierta dimensión ya asentados.

La estructura demográfica incide también en los hábitos y pautas de consumo sociales. Es defendible el hecho de que el comportamiento colectivo referente al consumo, el ahorro, la inversión etc., es distinto entre poblaciones con composiciones y estructuras de edad distintas. Colectivamente, no actuará de forma análoga un grupo social con predominio de personas de edad avanzada respecto a otro colectivo compuesto mayormente por jóvenes. Esta es la base que subyace en el artículo "Influencia del cambio demográfico sobre la estructura del consumo, ahorro y endeudamiento de los hogares" , donde el profesor Ildefonso Grande Esteban analiza los distintos componentes del gasto de los hogares, mediante técnicas de análisis discriminante, asociando al envejecimiento poblacional un menor gasto, una reducción en la capacidad de endeudamiento y de volumen de ahorro.

El segundo capítulo se centra en las interrelaciones entre las pensiones y la protección social a la luz de la nueva realidad demográfica. La evolución de la demografía condiciona de manera muy importante el futuro del sistema de pensiones en el ámbito europeo, máxime en momentos como los actuales, en los que se ha iniciado un proceso de ampliación importante de sus países miembros hasta alcanzar un mercado potencial de 480 millones de habitantes, donde las disparidades en los niveles de renta per cápita y en las prestaciones sociales entre unos y otros deberán atemperarse mediante un proceso de equiparación paulatino e ininterrumpido, hasta la consecución de un único mercado también en el ámbito social. Tomando esta premisa como punto de partida en "El futuro del sistema de pensiones en Europa", el profesor José Antonio Herce San Miguel constata la existencia de varios modelos europeos asociados a distintas políticas de pensiones. Cada una de estas políticas con diversas respuestas a las cuestiones clave sobre las pensiones, la forma de solventar los desequilibrios patrimoniales que constituyen la denominada deuda implícita de la Seguridad Social, su financiación, el modo de limitar el crecimiento de la deuda, si las reformas ya emprendidas desembocarán en una reducción de la deuda manteniendo un nivel mínimo exigible de prestaciones, etc.

En esta línea, la aproximación a "La sostenibilidad de las finanzas públicas en el Estado del Bienestar del siglo XXI", corre a cargo de la profesora Concepció Patxot Cardoner , quien, pese a la situación de bonanza presupuestaria actual de índole coyuntural, destaca, aplicando criterios de contabilidad generacional, las serias amenazas que a medio y largo plazo se ciernen sobre el modelo actual, ya que se prevé un drástico aumento de la relación entre dependientes del sistema, es decir los preceptores de los beneficios asociados a este modelo, y los activos o cotizantes en un sistema de reparto o, en otros términos, entre quienes están en activo en un momento dado y quienes perciben las correspondientes prestaciones. La fuerte presión sobre las finanzas públicas que se desprende de las proyecciones de población y de las necesidades del sistema de protección en el medio y largo plazo, apuntan hacia la conveniencia de repensar el modelo de protección social actual, incentivando en todo caso la adopción de medidas encaminadas al desarrollo de políticas familiares orientadas a socializar el coste de los hijos, como elemento contributivo de futuro que garantice la pervivencia del modelo.

En esta misma línea, la importancia de la atención a los ancianos dependientes (o cuidados de larga duración) queda fuera de toda duda, máxime en un contexto en el que las capas poblaciones de mayor edad ganan peso específico en la estructura demográfica de manera muy importante. El profesor David Casado Marín , en su artículo "Envejecimiento y cuidados de larga duración: política social y financiación" enfatiza la necesidad de priorizar un nuevo esquema de financiación de este tipo de servicios y propone una serie de líneas maestras que permitan la puesta en marcha de un sistema de estas características. Esta es una de las conclusiones que se desprenden de su artículo, tras revisar la situación actual de los tratamientos de larga duración dentro del nuevo contexto demográfico y social que hace inviable la prolongación del actual modelo familiar de cuidados, donde el aseguramiento de la dependencia es una exigencia creciente de la sociedad. Aboga por un seguro social de dependencia como solución a los problemas de dependencia.

Siguiendo con la aproximación a la incidencia en la previsión, las peculiaridades específicas de los sistemas complementarios de pensiones, que se hallan en la base del modelo actual, se recogen en el artículo "Los sistemas complementarios de protección: la previsión social en la Comunidad Autónoma del País Vasco" desarrollado por el profesor José Ramón Urrutia Elorza . La importancia que este tipo de sistemas complementarios ha adquirido en nuestro entorno es elevada y el autor proclama su necesidad como elemento que contribuye a fomentar la solidez y sostenibilidad del propio sistema. Desde un punto de vista estratégico, la aproximación al futuro de la previsión social complementaria en un horizonte de al menos una generación, debería contemplar, además de la evolución demográfica como variable fundamental relacionada con el envejecimiento de la población, las tasas de natalidad y actividad, inmigración, etc., al sistema público de pensiones y sus retos de cara al futuro, estudiando aspectos como los años de cotización en el régimen general, los vacíos de cotización, los trabajadores autónomos y su régimen, la unificación de regímenes, etc., todo ello a fin garantizar la supervivencia financiera del sistema.

La aproximación al sistema de previsión utilizando claves demográficas da paso a que en el tercer capítulo se aborde la cuestión relativa a la incidencia de la evolución demográfica sobre los equipamientos, la sanidad y la educación. No cabe duda que los servicios sanitarios constituyen también un ámbito de influencia directamente relacionado con la estructura poblacional. Así lo pone de manifiesto el profesor Guillem López Casasnovas en su artículo titulado " El envejecimiento demográfico: la perspectiva de la sanidad y los servicios sanitarios", donde analiza las relaciones entre envejecimiento social y gasto sanitario desde diversos ángulos y demuestra que la utilización sanitaria está directamente relacionada con la edad, ya que, en términos relativos, las personas mayores gastan más en sanidad que el resto de la población. Es importante señalar que, a juicio del autor, no es la edad la que determina per se el gasto sanitario, sino cuán alejado se encuentra el individuo de su fallecimiento, ya que la mayor parte del gasto sanitario de una persona se concentra en los meses que preceden a su fallecimiento, donde los factores epidemiológicos y asistenciales adquieren una relevancia nada desdeñable. Finalmente, tras repasar la situación de las políticas públicas de atención a nuestros mayores, aboga por la coordinación de los esfuerzos institucionales y la reorientación de las políticas al servicio del bienestar social, siendo deseable optar por aquellas opciones que supongan menor hipoteca para el futuro.

Bajo el título " El reto de los servicios de educación en el nuevo orden demográfico", el profesor Gabriel Cárceles Breis lleva a cabo una reflexión y un diagnóstico constructivo, revisando las relaciones entre educación y demografía en ámbitos que van desde la UE y España hasta las comunidades autónomas. El autor destaca la necesidad de optimizar la utilización de los recursos humanos y materiales relacionados con la educación, que a su vez entrelaza factores como la competitividad, la productividad y el bienestar. De ahí la conveniencia señalada en el trabajo de integrar los módulos de enseñanza existentes dentro y fuera del propio sistema de enseñanza.

En la historia reciente se ha dado un claro desfase entre la oferta residencial y las necesidades cambiantes asociadas a fenómenos como la explosión de los flujos demográficos observados en la década de los sesenta en la CAPV. Este es el motivo central del análisis abordado por Jesús Rodríguez Marcos en su trabajo sobre " Vivienda y población: cincuenta años de desencuentro en la Comunidad Autónoma de Euskadi ", en el que defiende la necesidad de proveerse de nuevos instrumentos de análisis, capaces de hilar más fino sobre las oscilaciones venideras en la demanda de vivienda al ritmo de los cambios demográficos que ya se anticipan. En este escenario cobran especial importancia aspectos relacionados con la movilidad espacial geográfica, así como los cambios en las tendencias de formación y destrucción familiar.

Los vínculos entre demografía y necesidades residenciales desde diversas perspectivas también son objeto de análisis en este libro. Así, en "Dinámica demográfica y repercusión residencial en la CAPV" , Antonio Corral Alza estudia las relaciones entre demografía y vivienda en la CAPV, conjugando una doble perspectiva: la del proceso de formación de los hogares y los cambios en su composición y tipología, junto a las preferencias residenciales y de elección de vivienda, deteniéndose en los aspectos relacionados con el alquiler de vivienda como el grado de aceptación por parte de los más jóvenes como fórmula de independencia. Ello da pie para, partiendo de la evolución observada en la última década, estimar las necesidades de vivienda futuras atendiendo a la evolución demográfica prevista en la CAPV.

Dentro del apartado dedicado a las necesidades de vivienda, las nuevas demandas asociadas a las necesidades residenciales de la tercera edad se han convertido en un punto de obligada referencia al hilo de los fuertes cambios en la demanda que se vienen observando en este campo. La colaboración titulada " El equipamiento residencial para la tercera edad: necesidades y perspectivas", en el que Aitor Pérez Artetxe se ocupa de abordar esta cuestión, realiza un diagnóstico de la situación del sector, incidiendo en la atención de la dependencia y la nueva demanda de centros residenciales y residencias asistidas. Se trata de una actividad de creciente interés como sector económico, con un elevado potencial de desarrollo futuro.

La panorámica sobre los principales sectores o ámbitos de actividad en los que la evolución demográfica incide de forma directa quedaría incompleta sin la referencia al mercado de trabajo y, en consecuencia, al nivel de empleo, que se desarrolla en el cuarto capítulo de esta obra. Es precisamente en relación a la sostenibilidad del Estado de Bienestar en el que autores como el profesor Juan Francisco Jimeno Errano sostienen que se precisaría un aumento significativo de la tasa de empleo en la financiación del Estado de Bienestar para que fuera viable. Así se refleja en "Población, empleo y evolución del gasto en pensiones ", donde se parte de los acuerdos de Lisboa que establecían como objetivo la consecución del 70% de la tasa agregada de empleo y el 50% de tasa de empleo para los trabajadores entre 55 y 64 años. Desde esta perspectiva, incluso teniendo en cuenta de manera conjunta la tasa de desempleo y la población en edad de trabajar, España se halla lejos de los objetivos trazados en Lisboa. Señala no obstante que la participación en el mercado de trabajo de las personas de mayor edad es un factor muy importante para asegurar la viabilidad financiera del sistema.

Otra vertiente de aproximación a la incidencia demográfica desde la óptica del mercado de trabajo se halla en el análisis comparado de las medidas de apoyo a la familia como medio para lograr un mayor índice de empleo. En virtud de una mayor incorporación potencial al ámbito laboral de la mujer al amparo de tales políticas e impulsando la lucha contra la pobreza infantil, se propiciaría el nacimiento de los hijos deseados, de forma que se facilitaría la conciliación de las responsabilidades laborales y familiares de los padres y madres. Este conjunto de cuestiones se abordan en "Un análisis comparado de las políticas familiares en la Unión Europea: conciliación entre vida laboral y familiar" por parte del profesor Lluis Flaquer Vilardebó , quien también da cabida al trabajo a tiempo parcial y la flexibilización de la jornada laboral, los permisos de maternidad y las excedencias parentales, junto a los servicios de guardería y la gestión del tiempo como elementos que contribuyen a la conciliación laboral y familiar, constatando que España es el país de la OCDE que menos dedica a las familias.

Sin abandonar el análisis de las diversas políticas a favor de la familia, se incorpora también una aproximación a las "Políticas de protección de la familia en la CAPV" , en la que Ricardo Basauri Rementería , revisa de forma somera algunos de los aspectos más relevantes que han justificado su desarrollo y las medidas más importantes en ellas contenidas, proponiendo asimismo una serie de líneas de actuación a desarrollar en el futuro. Este análisis se ha enmarcado dentro del entorno actual de políticas familiares, evolución demográfica y cambios sociales que se están llevando a cabo en los países de la Unión Europea.

Como epílogo a los grandes bloques de aproximación referidos a la demografía en su vertiente económica y social, el profesor y consejero del Banco de España, Julio Segura Sánchez , bajo el título "Reflexiones sobre la Demografía y el envejecimiento poblacional", ofrece un marco de referencia para aproximarse a los problemas asociados al envejecimiento de la población, que junto con la incorporación de la mujer al trabajo son dos de los fenómenos más importantes del siglo XX, además del de la explosión de los movimientos migratorios originados por las diferencias reales entre países ricos y pobres a causa del fracaso de las políticas de desarrollo en el tercer mundo.

Centrando su atención en estos tres ejes, el profesor Segura recorre los diversos aspectos económicos y sociales que se desprenden de estos hechos, propugnando una serie de principios básicos de discusión. Pone de relieve la importancia de la evolución futura del empleo y la productividad en la sostenibilidad del sistema de pensiones bajo un esquema de reparto, junto a la naturaleza dicotómica del gasto público, que habrá de combinar entre gasto público protector (pensando en los mayores) y gasto público orientado a reforzar el crecimiento económico (pensando en los jóvenes). El profesor Segura sostiene que el Estado de Bienestar es un logro político, económico y social absolutamente fundamental, que sin embargo debe seguir siendo mejorado, de ahí que se precise repensar todos los mecanismos protectores a fin de garantizar sus posibilidades de sostenimiento en el tiempo.

Quedan por tanto trazadas las líneas generales del contenido de esta obra que el lector tiene en sus manos y cuyo propósito general no es otro que el de concienciarle sobre la denominada "revolución silenciosa" que estamos viviendo, y sus posibles consecuencias a medio y largo plazo en los diversos ámbitos sobre los que la estructura demográfica tiene clara y directa incidencia. Todo ello a fin de adoptar las medidas estratégicas precisas para su corrección o, en su caso, atemperación.

Siguiendo con la idea de mejora permanente de los productos y servicios ofrecidos desde la Federación de Cajas de Ahorros VascoNavarras, incorporamos como novedad un CDRom en el que se incluyen, en formato visual, la conferencia de apertura y clausura impartidas con motivo del Seminario de Verano que tuvo lugar en el pasado mes de septiembre de 2002 en el Palacio Miramar de San Sebastián. Entendemos que estos elementos visuales ayudan a contextualizar mejor el marco de la reflexión compartida por numerosos profesores universitarios y especialistas, sin cuya contribución no hubiera sido posible la edición de esta obra. Deseamos hacer extensivo nuestro agradecimientos a todos ellos y cuantos, de un modo u otro, han contribuido a enriquecer esta publicación en torno a las evolución demográfica y sus derivaciones.

Así mismo, al hilo de nuestra tradicional política de divulgación, ponemos todo el contenido de este libro a disposición de cuantos interesados tengan a bien visitar la página web de la Federación de Cajas de Ahorros Vasco Navarras: www.fcavn.es


XHTML 1.0 Transitional Válido

¡CSS Válido!

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0

Logotipo Tawdis