Saltar menú navegación
Está en :

Publicaciones

EKONOMI GERIZAN

El Papel del Ahorro e Inversión en el Desarrollo Económico
Número: 1

Título: El Papel del Ahorro e Inversión en el Desarrollo Económico

Ver índice

RESUMEN


El lector tiene en sus manos el primer fruto de la nueva línea editorial denominada EKONOMI GERIZAN impulsada por la Federación de Cajas de Ahorros Vasco-Navarras, titulado El papel del Ahorro e Inversión en el Desarrollo Económico , que responde a las ponencias expuestas en el Seminario que bajo el mismo nombre se celebró del 5 al 8 de septiembre de 1994 dentro de los XIII Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco, y en el que la Federación ha contado con el asesoramiento científico y académico del Instituto de Economía Pública.

Es bien sabido que el problema de la escasez de capital, que subyace tras la atonía de la inversión o formación bruta de capital en términos macroeconómicos, condiciona el ritmo de crecimiento económico de gran parte de las economías desarrolladas. De ahí que en momentos coyunturales favorables como los actuales, en los que la recuperación económica ha dejado de ser un deseo compartido por la mayoría de los agentes sociales y comienza a mostrar síntomas de convertirse en realidad, se haya optado por abundar en esa cuestión, referida a la capacidad de nuestra economía para generar suficiente ahorro (entorno financiero) en previsión de una mayor demanda de fondos destinados a satisfacer las necesidades de inversión (economía productiva o real). Es patente la necesidad de crear nuevos mecanismos o canales de conexión entre ambos ámbitos y de «engrasar» los ya existentes, de modo que la traslación de los efectos inducidos por la demanda sea lo más intensa posible, incidiendo de este modo de forma positiva en la reactivación del crecimiento económico, que desemboque, en última instancia, en la reducción del nivel de desempleo, anclado en cotas no sostenibles a largo plazo y muy alejado de los registros medios observables en nuestro entorno europeo más inmediato de la Unión Europea hacia el que pretendemos converger.

Sin embargo, las diversas corrientes de pensamiento que se aplican a la mejor forma de conseguir el crecimiento económico -fin último sobre el que existe un amplio grado de consenso entre los expertos- o, en otros términos, a las medidas precisas (políticas, sociales, presupuestarias, fiscales,...) para su logro, no son coincidentes en el diagnóstico ni en el remedio. Nos referimos a la controversia teórica de si es preciso fomentar decididamente el ahorro, como primer paso del ciclo ahorro-inversión, admitiendo ese orden de causación, en sintonía con las opiniones más generalizadas, o si por el contrario, ateniéndonos a la corriente neokeynesiana de pensamiento, urge incentivar la inversión de forma decidida, como condición previa a la generación de ahorro, amparándose en la tesis de que la insuficiencia de ahorro macroeconómico dentro de una economía será suplida por la entrada de ahorro exterior, siempre y cuando exista una mayor pulsación de la demanda para inversión.

Estas han sido algunas de las inquietudes que nos han llevado a abordar el tema del papel del ahorro y la inversión como catalizadores del crecimiento económico, todo ello sin olvidar la partitura que a los intermediarios financieros, por su propia naturaleza intrínseca, les toca interpretar, facilitando la conexión de ambos ámbitos y equilibrando sus flujos.

El volumen consta de cinco partes que en líneas generales responden a la estructura del Seminario ya citado; e incorpora un disquete en el que se incluyen las referencias bibliográficas de todos los artículos y que permite realizar búsquedas parciales, bien por autor, fecha o título de las mismas. Se trata de una aportación ideada para facilitar al lector la utilización de la información contenida en el libro, permitiéndole realizar búsquedas bajo diversos criterios.

En el primer bloque del libro se aborda el análisis de los determinantes del ahorro y su evolución en el tiempo, a modo de introducción general al tema, mediante un recorrido a través de las diversas corrientes de pensamiento económico.

Las formas de materialización del ahorro financiero, por supuesto, se han alterado de manera apreciable en los últimos años y el ahorrador se enfrenta a una amplia gama de productos -cuyas características no siempre conoce- en contraste con el reducido abanico de opciones existente hace tan solo una década. Ante esta realidad, en el segundo bloque del libro se trata de analizar las alternativas más en boga respecto a los productos «clásicos», a saber, los fondos de inversión mobiliaria, cuyo crecimiento explosivo en un corto período de tiempo ha causado asombro incluso en los más optimistas y las distintas alternativas de lo que se conoce como ahorro-previsión; modalidad a la que, en vista de las amenazas que se ciernen sobre el sistema actual de seguridad social, hay que augurar un futuro esperanzador.

La aproximación al ahorro financiero quedaría incompleta si obviásemos uno de sus problemas de mayor actualidad, el referido al fenómeno de la deslocalización, íntimamente unido a la existencia de marcos fiscales con tratamientos diferenciados para los rendimientos de capital mobiliario, lo que propicia el rápido movimiento de grandes masas de «dinero caliente» en busca del mejor postor, al amparo de la efectiva eliminación de las trabas a los movimientos de capitales a nivel global; todo ello tras analizar los principales flujos financieros de la economía española, que completa esta segunda parte.

Puede afirmarse que el desarrollo económico se sustenta en tres pilares: ahorro, inversión y consumo, que dan pie a una reflexión teórica en torno a la relación entre ahorro e inversión, completada con sendas aportaciones que enlazan el consumo con el ciclo económico por un lado y la inversión con el crecimiento económico por otro, vertebrando así el tercer bloque de trabajos del libro.

Seguidamente se analiza la interrelación entre el ámbito real con el financiero, mediante el estudio de los flujos a través de los datos reflejados en la Contabilidad Nacional y en la Contabilidad Financiera, base de la filosofía de los grupos prácticos de discusión del taller de trabajo, que introdujo la componente de aplicación en el Seminario. Esta aproximación contable se complementa con el análisis de las relaciones habidas a lo largo del tiempo entre agentes representantes de ambos entornos, siendo el conocido modelo banca-industria un exponente paradigmático de tales relaciones, con una referencia específica a la CAPV, mediante el análisis de la relación de las cajas de ahorros vascas con el tejido empresarial circundante.

Como colofón, se hace un recorrido de corte coyuntural que tiene su exponente en sendas conferencias de clausura referidas a la situación económica española y en la CAPV, rematadas con una referencia específica a la evolución del ahorro macroeconómico en la CAPV, en la que se incluye la valoración que del mismo manifiestan los ciudadanos, mediante una perspectiva sociológica basada en un estudio opinático.

El artículo de Juan Antonio Argandoña Rámiz titulado Factores determinantes del ahorro , consiste en una pormenorizada y exhaustiva revisión de los determinantes del ahorro familiar tamizada por las aportaciones y enfoques de las distintas corrientes de pensamiento, todo ello ilustrado con una completa bibliografía que llega hasta nuestros días. Constituye en sí misma una referencia obligada para cuantos estén interesados en analizar aspectos referidos al ahorro y bien pudiera nutrir un curso de historia del pensamiento sobre el particular.

En opinión del autor, la teoría del ciclo-vital y la teoría de la renta permanente son las que aparentemente mejor se ajustan a explicar el comportamiento del ahorro familiar a nivel agregado. De entre los determinantes del ahorro, se analizan el impacto asociado al crecimiento de la productividad y la población, la distribución de la renta y la riqueza, los tipos de interés y la fiscalidad, el capital humano, el ahorro empresarial y la inflación y se hace referencia específica al papel de la seguridad social y a las distintas motivaciones asociadas al ahorro como el altruísmo, las herencias, la precaución... En suma, nos hallamos ante un completo y exhaustivo análisis de cuantos aspectos inciden en la formación del ahorro familiar. El trabajo concluye con un repaso de factores incentivadores del ahorro, que traslucen ciertas medidas de política económica catalizadoras de la formación del ahorro.

El artículo de Luis María Abadíe Muñoz e Iñaki Caminos Otermin , titulado La salud financiera de la economía española , basado en la información facilitada por el Banco de España, resalta el carácter excepcional del ejercicio 1993, al haberse conseguido casi el equilibrio en la balanza por cuenta corriente, partiendo de una situación claramente deficitaria. Los autores atribuyen este fenómeno a la recuperación del ahorro por parte del sector privado que contrapesa la contracción experimentada por el sector público influido por la recesión económica, cuyas consecuencias inmediatas son observables en el desplome de los ingresos y en la aceleración de las transferencias -especialmente las de índole social-. Dentro del sector privado se destaca la recomposición de su cartera de activos en el largo plazo, con la irrupción de los fondos de inversión, seguros y fondos de pensiones. Todo ello acaece en un entorno en el que se observa un creciente grado de internacionalización de la economía española, materializada en la mayor importancia de los activos y pasivos exteriores en el total de flujos económicos.

La aportación de Miguel Angel Martínez Sedano bajo el título Las instituciones de inversión colectiva como instrumento canalizador del ahorro : los fondos de inversión, se ocupa de tales instrumentos de inversión como alternativas de materialización del ahorro tradicional. La medición de la rentabilidad, la incidencia de la fiscalidad y la comparación con otras alternativas de inversión son objeto de estudio, tras un recorrido por los aspectos más destacables del marco legislativo. El autor destaca la importancia de la correcta gestión por parte de la sociedad gestora del fondo, como elemento clave para los partícipes y finaliza adentrándose en las técnicas de evaluación de la gestión, ilustrando mediante algunos resultados empíricos la utilización de las técnicas más tradicionales al uso en la literatura especializada.

La alternativa del ahorro-previsión , tan en boga en nuestros días, es tratada con minuciosidad en la colaboración de José Ramón Urrutia Elorza , bajo el título El ahorro previsión: preparando el futuro . En ella se afirma que la CAPV no es ajena a los problemas que los compromisos adquiridos por las economías occidentales en materia de previsión acarrean, dando lugar a desequilibrios de las finanzas públicas cada vez más pronunciados. Realiza un diagnóstico preciso de la situación actual y advierte de las amenazas que se ciernen en el medio plazo de continuar con las tendencias actuales, para finalizar resaltando la necesidad de tomar medidas para que los ciudadanos, bien a nivel particular o colectivo, vayan tomando posiciones frente a un problema que es calificado de preocupante. Por ello aboga por el ahorro previsión, -particularizado en el ámbito de la CAPV por las conocidas Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSVs)-, como complemento necesario para mantener el nivel de vida, causada la contingencia prevista en el plan de ahorro.

Cuatro son los ejes en torno a los que se articula la colaboración de Enrique Martín Barragán y Francisco José Valero López , La deslocalización del ahorro en España , como elementos básicos que determinan la mayor o menor intensidad del fenómeno de deslocalización, a saber: la libertad de circulación de capitales, que actúa como factor limitativo de la capacidad de los agentes para transferir fondos entre países; la fiscalidad, como determinante de las decisiones de materialización de las inversiones de particulares y empresas, con especial incidencia del sistema de retenciones y opacidad fiscal de los ingresos; la rentabilidad, condicionada por el tratamiento diverso de las retenciones en origen, y, en ultima instancia, la seguridad de las inversiones relacionada con los sistemas de garantía de depósitos. Todo ello para reivindicar la necesaria armonización del marco fiscal de los países de nuestro entorno, como medida de salvaguarda frente a los grandes movimientos de capitales y su incidencia en los sistemas financieros nacionales.

Alberto Alberdi Larizgoitia , en la primera parte de su artículo sobre El proceso ahorro inversión en una economía moderna : el caso de la economía vasca, de contenido teórico, realiza una decidida defensa de la vuelta a la caracterización keynesiana del binomio ahorro inversión, ilustrada de forma muy gráfica con la metáfora del perro y la cola, para en la segunda parte, incluir como elemento novedoso una estimación de las cuentas financieras de la CAPV en el período 1985-1991, fruto de los trabajos llevados a cabo durante varios años por un equipo técnico del Gobierno Vasco. Se trata sin duda de un paso hacia adelante en el conocimiento de los flujos de la economía vasca, y que sienta las bases para un posterior desarrollo de los mismos. A la luz de los datos existentes sobre los flujos financieros de la economía vasca, el autor concluye afirmando que ésta no presenta dificultades de índole financiera que pudieran estrangular un proceso de reactivación económica.

La variable del consumo y su relación con el componente cíclico es abordada por David López Salido , en el artículo denominado Consumo y ciclo económico: teoría y evidencia para el caso español , en el que se hace un recorrido por algunos de los modelos teóricos que tratan de determinar la incidencia del consumo en el crecimiento económico, tanto en el corto como en el largo plazo. Esta aproximación teórica culmina con la estimación de una función de consumo, a la luz de los modelos teóricos y de las técnicas econométricas más recientes, para la economía española en el período 1970-92. Estos resultados empíricos confirman la escasa incidencia del consumo como fuente independiente de fluctuaciones en la economía española, si bien se reseña también la incidencia de la renta disponible y las variables de riqueza, siendo por contra pequeña la incidencia de los tipos de interés reales sobre el consumo. El aumento de la incertidumbre manifestado en la última parte del período analizado, parece ser una de las causas que han coadyuvado a fomentar el ahorro por motivo de precaución.

El tercer pilar del crecimiento económico constituido por la inversión, es objeto de estudio por parte de los autores Javier Andrés Domingo y David Táguas Coejo dentro de su colaboración Inversión y crecimiento económico , que discurre por la senda de hallar evidencias sobre si los paises con mayores tasas de ahorro e inversión corresponden a los de mayor crecimiento económico, tratando seguidamente de focalizar la atención en los determinantes de la inversión española y en el modelo que subyace, para concluir simulando el impacto de diversas medidas de política económica sustanciadas en un modelo de predicción. Como conclusión significativa, se detectan evidencias de que desde una óptica de largo plazo, existe una relación directa entre la tasa de inversión y el crecimiento económico.

El cuarto capítulo del libro se ocupa de la interrelación entre economía real y financiera y en el que Juan Antonio Maroto Acín , como introducción al capítulo, en un artículo titulado Ahorro, sistema financiero y sistema real: una visión prác tica , relaciona el proceso de formación del ahorro en una economía, con su canalización hacia la economía real a través de la vía del sistema financiero: para ello toma como base de estudio los datos reflejados en la Contabilidad Nacional y en los flujos financieros de la economía española que anualmente publica la autoridad monetaria, reproduciendo el esquema base de los ejercicios prácticos en grupo llevados a cabo en un taller de trabajo dentro del Seminario de Verano.

Seguidamente, Juan Luis Ochoa Laburu realiza una aproximación al modelo banca-industria -paradigma de la interrelación entre el ámbito real y financiero de una economía-, en un artículo titulado Las participaciones bancarias en empresas no financieras en España: antecendentes, crisis y posible evolución futura , en el que presta atención a los modelos más representativos, como son el Continental y el Anglosajón, antes de hacer un repaso cronológico de las distintas fases por las que han pasado las relaciones entre ambos ámbitos en España, y evaluar sus efectos en términos de ventajas e inconvenientes, tanto desde la óptica de las empresas como de las entidades financieras. El trabajo concluye con la valoración del modelo español y sus expectativas futuras, repasando aquellas medidas cuya implantación, en opinión del autor, facilitarían la mayor integración de ambas vertientes.

Adicionalmente, la relación de las cajas de ahorros con el entramado empresarial más próximo es objeto de atención por parte de Pedro Arcelus Calamendi , quien en su trabajo Las Cajas de Ahorros de la CAPV y el apoyo al tejido empresarial , trata de hacer una síntesis sobre las debilidades de partida de las pymes desde una óptica financiera, que confronta con las distintas opciones ofrecidas por el mercado tendentes a subsanar, o, en su caso, paliar tales debilidades, cuantificando la contribución realizada por las cajas de ahorros a esa oferta global de instrumentos utilizables, así como a las iniciativas de apoyo específico impulsadas por el colectivo de cajas de ahorros, exponente de su vinculación, grado de compromiso e implicación real con las empresas del entorno y por extensión, con el desarrollo económico global de la economía vasca.

El libro se cierra con una panorámica sobre la situación coyuntural, empezando por el ámbito más amplio, con una síntesis de la conferencia de clausura pronunciada por Julio Segura Sánchez bajo el título Problemas actuales de la economía española , donde se hace un recorrido a través de los principales puntos de preocupación del momento (mercado laboral, inflación y déficit público), sin olvidar la necesaria reforma de la administración y el replanteamiento de los programas de protección social, para trasladar una visión moderadamente optimista sobre las expectativas económicas futuras.

Por otro lado, la conferencia pronunciada por José Luis Larrea Jiménez de Vicuña , en su condición de máximo responsable de la economía vasca, en la que bajo el título de La economía vasca en 1994: desde la recuperación y el compromiso aporta el matiz regional a la reflexión previa, señalando la positiva evolución ofrecida por la situación económica, que precisa sin embargo del compromiso de todos los agentes para la resolución de sus problemas más acuciantes, que coinciden básicamente con los anteriormente citados, si bien con diferencias en su modulación.

La panorámica sobre la economía de la Comunidad Autónoma, se completa con las colaboraciones de Juan Luis Llorens Urrutia y Javier Larraya Mendoza , que abordan la tarea no exenta de riesgos de estimar una serie macroeconómica para el ahorro vasco en su trabajo sobre El ahorro macroeconómico en la CAPV , referida al período 1989-93 y que viene a actualizar series previas de índole similar, distinguiendo de forma aislada la evolución del ahorro para cada uno de los sectores; y culmina con la incorporación de la vertiente sociológica a cargo de Francisco Alvira Martín , quien en su aportación Ahorro y consumo en la CAPV: la perspectiva del consumidor , da cuenta de los rasgos de valoración y comportamiento respecto al consumo y ahorro que pueden atribuirse a los habitantes de la CAPV, derivado de los trabajos empíricos y grupos de discusión organizados a tal fin por el propio autor. Destaca la generalización del discurso consumista en las capas media y media-alta de la población.



XHTML 1.0 Transitional Válido

¡CSS Válido!

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0

Logotipo Tawdis